Oscar René Vargas: La nueva oligarquía

La nueva oligarquía funda su liderazgo político sobre los viejos vínculos partidarios construidos durante la revolución social de los años ochenta. Su actual hegemonía está más relacionada con el innegable poder del dinero que con la afiliación política e ideológica del gobierno.

Sectores de la nueva oligarquía se han transformado en dueños de haciendas en muchas comunidades rurales y en algunas zonas urbanas o semi-urbanas. Sus redes y tentáculos se extienden gradualmente por todo el territorio nacional, generando microcosmos económicos, fuente de empleos entre los vecinos y, por supuesto, corrientes de dinero que compran amistades, doblegan voluntades y terminan, finalmente, imponiéndose el reino de la obediencia cómplice y el miedo.

Lea También: "Alerta” democrática en Nicaragua por embargo al Canal 12 y posible ley contra crímenes de odio

Sus nombres son conocidos y sus actuaciones ampliamente publicitadas. Los diferentes operadores judiciales prefieren el silencio sumiso o la indiferencia calculada, cuando no la colaboración encubridora con la nueva oligarquía enriquecida inexplicablemente, la ambición y el miedo suelen caminar de la mano en los extraviados caminos del poder. Se mueven en un espacio de cómoda impunidad.

La mayoría de los miembros de la nueva oligarquía están atolondrados con la euforia del dinero, ebrios de poder y lujuria, imitadores provincianos de la vieja oligarquía. Su objetivo principal no es la transformación social, su propósito es la acumulación de riqueza.

La nueva oligarquía ha desarrollado una telaraña de relaciones y servidumbres con la burguesía tradicional que asombran y espantan.

Lea También: Observatorio: A seis meses, Nicaragua sigue sin conocer magnitud de pandemia del coronavirus

La nueva oligarquía enriquecida al amparo del poder, ha comenzado a rivalizar con la vieja oligarquía y la burguesía tradicional lo que ha producido fisuras en su alianza. La otra tendencia es que se convierten en aliados o socios para transformarse en sus nuevos compinches políticos.

Estos son los nuevos líderes que están poblando el paisaje político nacional. La clase hegemónica suelen olvidar que los cambios políticos-sociales se producen, generalmente, en los callejones sin salida.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ