Batalla judicial entre Angelina Jolie y Brad Pitt llega a su fin

Foto/Infobae

Desde que se separaron en 2016 Brad Pitt y Angelina Jolie iniciaron una amarga batalla que, al parecer, pronto llegaría a su fin. Los actores aparentemente están cerca de firmar un acuerdo con respecto a la custodia de sus seis hijos, según reportó The Blast.

Según las fuentes del citado medio, el actor de 54 años y la actriz de 43 están quieren cerrar el caso porque "se dieron cuenta de que la lucha en curso solo está perjudicando a los niños".

La ganadora del Oscar busca la custodia total de los menores, mientras que el actor pide que sea compartida. La ex pareja tiene como objetivo "concluir las negociaciones antes de que comience el juicio de la custodia", que comenzará el 4 de diciembre  y durará entre dos y tres semanas, según informó TMZ.

A pesar de que Jolie lucha por que Pitt reciba la custodia mínima, el acuerdo "incluirá una cantidad sustancial de tiempo concedido al actor".  Sin embargo, las dos partes aún no han firmado arreglo.

Luego, tendrán que poner en orden sus finanzas debido a que no firmaron un acuerdo prenupcial cuando se casaron el 23 de agosto de 2014 en Francia.

De acuerdo con la revista US Weekly, Pitt fue quien se acercó a su ex para encontrar una solución y "persuadirla" de que una audiencia "causará un daño psicológico duradero a sus hijos", según reveló la fuente del medio. "No habrá ganadores, no importa lo que decida el juez".

Los actores, que estuvieron más de una década juntos, son padres de seis hijos: Maddox, de 17 años; Pax, 14; Zahara, 13; Shiloh, 12; y los mellizos Knox y Vivienne, de 10 años.

La pareja se comprometió en abril de 2012 y se casó el 23 de agosto de 2014, después de nueve años juntos. Jolie solicitó el divorcio de Pitt el 19 de septiembre de 2016, citando "diferencias irreconciliables".

Justo unos días antes de la solicitud, hubo un supuesto altercado que involucraba a Pitt y Maddox, su hijo mayor, a bordo de un avión privado que se dirigía desde Niza, Francia a Los Ángeles, California. Tras una investigación por violencia doméstica, el actor fue absuelto.