Biden avanza rápidamente en la transición del gobierno de EE.UU.

El presidente electo asistió a misa en su iglesia de Wilmington, Delaware, como cada domingo y visitó la tumba de su hijo Beau. El presidente Donald Trump, visitó su club de golf en Virginia. Ninguno de los dos tiene eventos previstos este día.

El demócrata Joe Biden, ganador proyectado de las largas y polémicas elecciones presidenciales de Estados Unidos sobre el presidente republicano Donald Trump, actuó rápidamente el domingo para comenzar los preparativos para asumir el gobierno de Estados Unidos cuando asuma el cargo el 20 de enero y revertir algunas políticas clave de Trump.

El presidente electo Biden y su compañera de fórmula, la vicepresidenta electa Kamala Harris, lanzaron un sitio web para su transición al poder, diciendo que se enfocarían de inmediato en la pandemia del coronavirus, la recesión en la economía más grande del mundo provocada por la pandemia, el cambio climático y racismo sistémico.

Biden y Harris lanzaron cuentas de Facebook, Twitter e Instagram con el nombre de usuario @Transition46, una referencia a que Biden será el presidente número 46 en los 244 años de historia del país.

En el sitio web de Biden-Harris, BuildBackBetter.com, el presidente electo prometió: "Nos alzaremos más fuertes que antes. Actuaremos desde el primer día de mi presidencia para tener COVID bajo control. Actuaremos para aprobar mi plan económico que finalmente recompensará el trabajo, no la riqueza, en este país Actuaremos para restaurar la fe en nuestra democracia y nuestra fe unos en otros".

“Una vez más seremos una nación, bajo Dios, indivisibles, una nación unida, una nación fortalecida, una nación sanada”, dijo.

Asistentes dicen que en los primeros días de su mandato, Biden planea que Estados Unidos se reincorpore al acuerdo climático de París del que Trump se retiró y revierta la retirada de Trump de la Organización Mundial de la Salud.

Biden planea derogar la prohibición de casi todos los viajes desde algunos países de mayoría musulmana y restablecer el programa que permite a los jóvenes, a menudo llamados "Dreamers", que fueron traídos ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños, permanecer en el país.

Durante la campaña, Biden también dijo que planea volver a unirse al acuerdo internacional para frenar el desarrollo de armas nucleares de Irán que Trump reprendió y sacó a Estados Unidos.

Las transiciones estadounidenses en el poder a menudo pueden traer cambios de política rápidos, pero la de Trump a Biden podría estar entre las más discordantes en la historia política reciente de Estados Unidos.

LEER MÁS: Luis Arce asume la presidencia de Bolivia

Un asistente de Biden le dijo a CNN: "En general, continuaremos sentando las bases para que la administración entrante de Biden-Harris restaure con éxito la fe y la confianza en nuestras instituciones y lidere el gobierno federal".

Domingo casi normal

Joe Biden comenzó su primer día completo como presidente electo de la misma manera que lo hace casi todos los domingos, visitando la iglesia católica St. Joseph en Brandywine, ubicada cerca de su casa, en Wilmington, Delaware.

El futuro presidente de EE. UU. entró en el templo poco después del comienzo de la misa de las 10:30 a.m. Por lo general, llega un poco tarde y se va unos minutos antes para que la presencia de los agentes del Servicio Secreto no moleste a los demás asistentes.

Según The Associated Press, la celebración religiosa dentro de la iglesia se sintió como cualquier otro domingo, excepto por un enorme enjambre de medios acampados cerca de la entrada que esperaban la  la llegada de Biden.

El presidente electo entró con su hija Ashley y su nieto Hunter, hijo del fallecido Beau, ex fiscal general de Delaware, el hijo mayor de Biden.

Joe Biden no tiene otros eventos públicos en su agenda este día, pero se espera que se mueva rápidamente para comenzar a nombrar miembros clave de su equipo para la transición a la Casa Blanca, incluido un jefe de gabinete.

Durante sus cuatro años en la Casa Blanca, Trump a menudo se ha deleitado en hacer a un lado las normas políticas, y el probable final de su esfuerzo por ganar un segundo mandato de cuatro años en la Casa Blanca después de la campaña de 2020 no es diferente.

El mandatario estadounidense se ha negado a conceder la derrota o llamar a Biden.

Trump está impugnando el resultado a través de demandas, alegando, sin evidencia, que las irregularidades en el conteo de votos en varios estados donde Biden ganó pluralidades estrechas y todos sus votos electorales revertirían el resultado y le otorgarían un segundo mandato.

La campaña de Trump presentará múltiples demandas judiciales a partir del lunes, aunque hubo escasos informes de irregularidades durante la votación del martes pasado o en los días de recuento de votos desde entonces, tabulaciones que aún continúan en numerosos estados a pesar de que el resultado en casi todos los 50 estados del país no están en duda.

En Estados Unidos, una mayoría de 270 votos en el Colegio Electoral de 538 miembros determina el resultado de las elecciones presidenciales, con los estados más poblados teniendo la mayor influencia, en lugar del voto popular nacional, pese a que Biden actualmente tiene una ventaja de 4 millones de votos en el recuento de votos nacionales.

El demócrata pasó el umbral de la mayoría de 270 votos del Colegio Electoral el sábado cuando se hizo evidente que había acumulado una ventaja estrecha pero decisiva en el voto popular en el estado oriental de Pensilvania y ganó sus 20 votos electorales.

En ese momento, todas las principales organizaciones de noticias de televisión, incluida la favorita de Trump, la cadena Fox News, y los principales periódicos, declararon a Biden ganador.

Trump criticó el resultado, mientras se alababa a sí mismo el sábado en Twitter, diciendo: “71.000.000 votos legales. ¡El máximo NUNCA (antes recibido) para un presidente en funciones!".

Biden tiene actualmente 75,2 millones de votos.

Trump insiste en reclamos de fraude

Trump volvió a jugar al golf el domingo por segundo día consecutivo, mientras retuiteaba los reclamos de fraude electoral de sus partidarios, como uno del ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich, quien dijo: “Creemos que estas personas son ladrones. Las máquinas de la gran ciudad están corruptas. Esta fue una elección robada".

Twitter dijo que la afirmación de Gingrich "sobre el fraude electoral está en disputa".

Mientras algunos en su círculo empujaban a Trump para que concediera amablemente la derrota, muchos de sus aliados republicanos, incluso en el Congreso, lo incitaban o le daban espacio para procesar su pérdida, al menos por el momento.

"Trump no ha perdido", declaró el senador de Carolina del Sur Lindsey Graham en el programa "Sunday Morning Futures" de Fox News, rechazando la realidad de la situación. "No conceda, señor presidente. Luche duro", instó.

Según AP,  no se espera que Trump conceda formalmente, según personas cercanas a él, pero es probable que abandone la Casa Blanca a regañadientes al final de su mandato. Su insistencia de que las elecciones han sido injustas se consideran tanto un esfuerzo para calmar su ego herido como para mostrarle a su base leal de seguidores que todavía está luchando, lo podría ser clave para mantenerlos con energía para lo que viene después.

"Tiene la intención de luchar", dijo el asesor económico de Trump, Larry Kudlow, cuando se hizo evidente que el presidente se dirigía a la derrota.

LEER MÁS: EE.UU. ayuda en labores de rescate en Honduras y Panamá, tras el paso de Eta

Por su parte el senador republicano Roy Blunt de Missouri, quien lidera el esfuerzo bipartidista que planea la inauguración del 20 de enero, dijo que "parece poco probable" que las proyecciones de votos que muestran a Biden como el ganador presidencial cambien en los próximos días.

Sin embargo, en declaraciones para al programa "This Week" de ABC, dijo que era razonable que los republicanos esperaran un poco más para que los funcionarios electorales estatales tabularan el resultado oficial y, en algunos casos, como en el estado sureño de Georgia, donde Biden lidera por estrecho margen, para realizar un recuento. 

Colaboración de Ken Bredemeier 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ