El presidente de México no cree el dato de que hay 3,8 millones más de pobres

Ciudad de México, 6 ago (EFE).- El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, expresó este viernes que "no acepta" que haya 3,8 millones de nuevos pobres en el país, como reveló el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval). 

“No acepto el resultado de esa encuesta, tengo otros datos, y creo que la gente está recibiendo más apoyo, y aun con la pandemia la gente tiene para su consumo básico, y algo muy importante, no ha perdido la fe y estamos saliendo adelante”, sostuvo en rueda de prensa en Baja California Sur.

El Coneval, organismo encargado de la cifra oficial de pobreza en México, reveló este miércoles que la cifra de mexicanos en pobreza pasó de 51,9 millones en 2018 a 55,7 millones en 2020, y la proporción de pobres creció hasta el 43,9 % desde un 41,9 %.

Según esos datos, también se sumaron 2,1 millones de personas más en pobreza extrema hasta un total de 10,8 millones, el 8,5 % de la población total.

El presidente, quien llegó al poder en diciembre de 2018 con el lema "primero los pobres", atribuyó en un principio estos datos a la crisis de covid-19, que causó una contracción histórica de 8,2 % del PIB en 2020, pero después cuestionó la medición.

“Fue por la pandemia y no solo eso, es que tienen formas de medir de otra manera, tienen otros indicadores, que yo respeto, pero es indudable de que la gente está recibiendo más apoyos”, sostuvo.

El mandatario indicó que “debe modificarse la forma de medición sobre bienestar" y que no todo debe "depender con indicadores económicos".

Sin embargo, la medición general del Coneval es multidimensional y contempla también el acceso a servicios sociales, alimentos y otros recursos no monetarios.

Pese al panorama, López Obrador defendió sus programas sociales, como la pensión universal a adultos mayores, los aprendices de Jóvenes Construyendo el Futuro, los apoyos a campesinos de Sembrando Vida, y becas para personas con discapacidad y estudiantes.

“¿Cuándo se había destinado tanto para apoyar a los pobres? Nunca, nunca", exclamó. El presidente también presumió de las remesas que envían los mexicanos desde Estados Unidos, que alcanzan a 10 millones de familias pobres y superaron un récord de 40.000 millones de dólares en 2020, con un pronóstico de 48.000 millones en 2021.

También destacó que en su sexenio "no se ha devaluado el peso" frente al dólar y que ha aumentado el salario mínimo.

"Afortunadamente ya estamos en recuperación, ya está recuperándose la aviación, el turismo, el comercio, la industria, hay una recuperación extraordinaria, excepcional, al grado que los pronósticos de crecimiento van más allá del 6 %”, sostuvo.
 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ