Aumenta el flujo de menores migrantes no acompañados procedentes de Guatemala

Pese a las advertencias sobre los riesgos que corren los menores en la ruta migrante, cifras revelan un incremento en la cantidad de niños que llegan sin acompañantes a la frontera sur de Estados Unidos. Muchos terminan siendo repatriados.

Autoridades de Guatemala dicen que ha habido un número creciente de menores guatemaltecos no acompañados intentando entrar a Estados Unidos de forma irregular.

“Lo que sucedió en julio es histórico”, afirmó Eduardo Hernández, vicecanciller de Guatemala, quien se refirió al aumento desmedido de niños durante ese mes y bajo custodia del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE).

Según las autoridades fronterizas el total de adolescentes y menores no acompañados detenidos fue de 18.962, mientras que el mes previo fueron 15.234.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, por sus siglas en inglés) ha confirmado que los niñas y niños guatemaltecos constituyen el grupo más grande de menores sin acompañantes en custodia, después de Honduras.

LEER MÁS: Costa Rica ofrece albergue y puente humanitario para mujeres y niñas afganas

Las mismas autoridades migratorias de Guatemala confirman dicho dato. Reciénteme cuatro consulados de ese país en EE. UU. reportaron un incremento de niños guatemaltecos llegando a la frontera.

“Solamente en lo que corresponde al mes de julio tenemos un registro de 1.131 niños no acompañados, esta cifra es alarmante, significa que estamos teniendo un repunte”, alertó Hernández.

Muchos de esos menores fueron trasladados rápidamente en aviones de regreso a su país de origen o devueltos a México, de acuerdo con informes del Instituto Guatemalteco de Migración.

Secuelas

La institución también reveló algunos de esos niños podría tener secuelas psicológicas graves por el viaje y la forma en que retornan. Así lo confirmó la psicóloga Cidar Silva.

Para la experta “la experiencia es de fracaso” sumado a las sensaciones de “desamparo, de soledad” y a la “experiencia devastadora de no haber alcanzado la meta como tal.”

SEGUIR LEYENDO: Altas temperaturas, mucha o poca lluvia amenazan el futuro de Centroamérica

“También tenemos casos en que están siendo alquilados a estas redes de trata y tráfico, se tiene el registro que ya pasaron una o dos veces en un mismo año, por el mismo albergue, y fueron retornados a Guatemala”, explica Silva.

Por su parte Rod Kise, de la Oficina de Asuntos Públicos de Valle del Río Grande, dio a conocer en días recientes que la institución que representa tiene registrados a 164 traficantes de personas, o “coyotes”, por ofensas sexuales contra niños.

* Con información de Eugenia Sagastume, adaptación web Lenny Castro.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ