NIEVE GENERA EMPLEO A NICAS EN EE.UU.

Un grupo de nicaragüenses que viven en la ciudad de Boston desafiaron las advertencias del gobernador de Massachusetts, Charlie Baker, quien declaró en estado de máxima alerta al Estado a causa de la fuerte tormenta de nieve “Juno”, que ha azotado con fuerza la costa este de Nueva Inglaterra, especialmente el Estado de Massachusetts. Los nicaragüenses, quienes limpiaban varias casas que se encontraban cubiertas de nieve en la ciudad de Cambridge, manifestaron a El Nuevo Diario que el mal tiempo climático es muy importante para ellos, porque representa un ingreso extra en sus bolsillos. “Yo trabajo en construcción y para esta época de invierno, el trabajo se baja por completo por el frío y la nieve. Yo tengo que aprovechar este momento porque no tengo trabajo y limpiar nieve significa mi salario del mes”, explicó Álvaro Largaespada, quien cobra US$45 por limpiar la acera de una casa y US$100 por limpiar el garaje y el techo. TRABAJO A Largaespada no le paraba de sonar el celular durante la en-trevista. Muchas de las personas que lo llamaban eran gente que recurría a sus servicios en este tipo de emergencia. Acorde con este albañil, muchas de las personas que lo llamaban se encontraban desesperadas porque sus padres, quienes son ancianos, viven solos en sus casas “y el temor de ellos es que los viejitos se queden atrapados”, sin poder salir por el acumulamiento de nieve. También, porque algunas casas tienen techos planos, en los que se acumula mucha nieve y corren el peligro de que se desplomen. En esa misma situación se encuentra el chinandegano Jorge Landero, quien tiene un año de haber llegado a Estados Unidos y ya ha experimentado tres nevadas, pero la tormenta “Juno” ha sido la más impactante para él, porque ha visto caer la nieve sin parar por dos días seguidos. “Para mí es bueno porque no estoy trabajando desde hace tiempo y esta nieve me viene a alivianar un poco el bolsillo, pero pareciera que nunca va a parar de nevar”, relató con una pala en el hombro. Para el chontaleño Juan Flores, quien hace tres años dejó atrás la soga, el caballo, la leche y la cuajada, para buscar nuevos horizontes en Boston, sostuvo que la actual emergencia le ha generado ingresos. “En Chontales cuando había huracanes y las inundaciones de ríos, yo me iba a andar en las calles para divertirme, y eso es lo que estoy haciendo acá”, explicó Flores, a quien le pagan US$21.54 la hora por limpiar las aceras del Centro de Convenciones de Boston. Por su parte, el diriambino Carlos González no ha topado con mucha suerte y ha tenido que dormir desde el lunes en su centro de trabajo para limpiar toda la nieve de una de las escuelas privadas en la ciudad de Randolph, MA. “Ya estoy súper cansado, salgo a limpiar la nieve cada tres horas, y cada vez que salgo hay la misma cantidad o más de nieve que la primera vez, me gustaría estar con mi familia en estos momentos, pero el trabajo lo necesito”, relató. Al menos 30 millones de personas en la costa este de Estados Unidos se vieron afectados por la súper tormenta. 30 mil personas sin energía había dejado la tormenta en Massachusetts. 33 pulgadas de nieve habían caído en varios Estados de los Estados Unidos. END

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ