VOLCÁN DE FUEGO REGISTRA LA PRIMERA ERUPCIÓN DE 2016

El volcán de Fuego de Guatemala, ubicado 50 kilómetros al suroeste de la capital, registró la primera erupción de 2016, con explosiones de moderadas a fuertes, aunque por el momento no se han realizado evacuaciones.

El portavoz de la estatal Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), David de León, explicó a periodistas que el coloso también presenta una “alta energía” con columnas “gruesas” de ceniza de 7.000 metros de altura sobre el nivel del mar. Estas columnas, agregó, se desplazan hacia el oeste, suroeste, sur y sureste a una distancia de 40 kilómetros. Esta nueva fase eruptiva, la primera de este 2016, inició este domingo domingo con constantes explosiones moderadas y algunas fuerte, además de retumbos sensibles a 12 kilómetros de distancia. De acuerdo con los últimos monitoreos de las autoridades, el volcán experimenta “constantes” sonidos similares a la locomotora de un tren y hasta el momento se reportan caídas de finas partículas de cenizas en las comunidades de Panimaché I y II, Morelia, Santa Sofía y El Porvenir, aunque pueden extenderse a sectores aledaños. La erupción se registró a las 05:00 hora local (11:00 GMT) del domingo, según el Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh). También se reportan explosiones acompañadas de ondas de choque fuertes que producen vibraciones en techos y ventanas de las viviendas en comunidades aledañas a la formación volcánica. La fuente incandescente se encuentra entre los 400 a 500 metros de altura sobre el cráter, que alimenta tres flujos de lava hacia las barrancas Santa Teresa, Trinidad y Las Lajas -actividad hacia la costa sur-, a una distancia de hasta 2.500 metros de longitud. Este lunes se observó el descenso de flujos piroclásticos, nubes a alta temperatura que descienden por las faldas del volcán, debido a la acumulación de lava. Dicho material descendió por las barrancas Las Lajas, El Jute y Trinidad, levantando columnas gruesas de ceniza, por lo que las autoridades mantienen la alerta amarilla institucional. En febrero del pasado año el volcán de Fuego registró una potente erupción que obligó a las autoridades a cerrar el aeropuerto de la capital por la lluvia de cenizas. Durante 2015 el coloso registró un total de 14 erupciones. El volcán de Fuego es uno de los 33 colosos de Guatemala y, junto con Pacaya y Santiaguito, se mantiene en constante actividad. por EFEverde