Asociaciones piden "solidaridad" con España ante llegada de migrantes

Varias asociaciones francesas y españolas que ayudan a solicitantes de asilo pidieron este martes "solidaridad" con España, que se ha convertido en la principal puerta de entrada de inmigrantes a Europa desde que Italia cerró sus puertas.

"La Unión Europea (UE) y todos sus Estados miembros deben a España, como ayer a Italia, una solidaridad efectiva ante la gran afluencia de potenciales solicitantes de asilo", afirman en un comunicado France Terre d'Asile (FTDA), Cosi-Forum Réfugiés, la Asociación Católica Española para las Migraciones (ACCEM) y la Fundación Cepaim.

Desde principios de este año, "España ha visto llegar a 55.613 personas", es decir, "más del doble que en 2017", y sólo en la semana del 5 de noviembre las llegadas ascendieron a "897 personas", frente a "537 en Grecia y 352 en Italia", según el comunicado.

"Las rutas migratorias están siendo rediseñadas", dicen las asociaciones. Italia ha cerrado sus puertas a los migrantes bajo el impulso del gobierno de extrema derecha, quejándose de que fue dejada sola por sus vecinos europeos durante la crisis migratoria de 2015-2016.

"En una Europa donde las ideas de la extrema derecha avanzan, no repitamos con España los errores cometidos con respecto a Italia", dijo a AFP Pierre Henry, director general de la FTDA.

Actualmente, algunos inmigrantes que llegan a España acuden en masa a la frontera con Francia, añaden las asociaciones, que deploran el "considerable número de deportaciones (...) por parte de la policía francesa hacia España".

En octubre, el ministro del Interior francés, Christophe Castaner, anunció un aumento del "60%", respecto al año anterior, de las no admisiones en los Pirineos Atlánticos.

En virtud de acuerdos bilaterales celebrados en 2002, Francia puede deportar "en un plazo de cuatro horas a partir del cruce ilegal de la frontera" a los extranjeros que no cumplan las condiciones de entrada o residencia.

Sin embargo, las asociaciones recuerdan que el Reglamento de Dublín "no permite regresar a los solicitantes de asilo inmediatamente", y piden "avanzar" en la reforma de este reglamento, con un "mecanismo de distribución permanente y automático", como propone el Parlamento Europeo.