Comisión del Senado de Bolivia aprueba proyecto ley para elecciones

La Comisión de Constitución del Senado de Bolivia aprobó en la madrugada del sábado un proyecto de ley para establecer nuevas elecciones presidenciales.

La comisión remitió el proyecto al pleno del Senado para su consideración y posterior tratamiento en Diputados, según el documento acordado al que tuvo acceso Reuters.

"Aquí hay un proyecto de ley que nos permite de forma inmediata avanzar hacia la recomposición del Tribunal Supremo Electoral y también hacia la convocatoria de nuevas elecciones en el plazo más breve posible", dijo Oscar Ortiz, senador del partido Unidad Demócrata y presidente de la comisión.

Sin embargo, la oposición informó que prevé que Morales y el exvicepresidente Álvaro García Linera no participen mientras nuevos liderazgos surgen en el país.

“Tenemos que generar confianza en la población”, dijo Omar Aguilar, senador por el partido del expresidente.

El Senado de Bolivia tenía previsto tratar el sábado por la mañana el proyecto de ley luego de que todas las fuerzas políticas llegaran a un acuerdo para convocar a comicios que no contemplarían la participación de Morales, quien está exiliado en México desde el 12 de noviembre pasado.

Tras la aprobación en el Senado, el proyecto pasará a la Cámara de Diputados, donde el Movimiento al Socialismo (MAS), que manifestó su voluntad de apoyar el documento, tiene mayoría. De ser aprobado por el Congreso, luego debe ser sancionado por la presidenta interina de Bolivia, Jeanine Añez.

Morales y su vicepresidente renunciaron bajo presión de las Fuerzas Armadas y manifestantes el 10 de noviembre, en medio de acusaciones de irregularidades en las elecciones del 20 de octubre. El líder denunció que sufrió un golpe de Estado.

Los partidos políticos de Bolivia trabajan para lograr un llamado a elecciones en la convulsionada nación, donde al menos 32 personas murieron en enfrentamientos desde los cuestionados comicios el mes pasado que le dieron a Morales un cuarto mandato consecutivo y fueron considerados irregulares por la Organización de Estados Americanos (OEA).

Por su parte, los movimientos sociales tienen previsto reunirse en la tarde del sábado con representantes del gobierno para abordar "la pacificación y reconciliación del país", según un documento firmado por las partes.

Medios locales reportaron que seguidores de Morales levantaron bloqueos en distintas rutas del país, en lo que podría ser el inicio de una normalización luego de un mes de crisis política y enfrentamientos violentos.

Las fuertes protestas han ido cediendo paulatinamente en Bolivia luego que los manifestantes afines al expresidente Evo Morales accedieran a un diálogo, al tiempo que se concretara un acuerdo político para llamar a elecciones a un mes de la convulsión social que dejó 32 muertos.

Los puntos de bloqueos fueron abandonados. En la ciudad de La Paz, sede de gobierno, la más afectada, empezó a abastecer alimentos, los camiones que estaban parados llegaron a los principales mercados. El cerco en la planta de combustible en la vecina ciudad de El Alto fue despejado y se reanudó el suministro de gasolina, diésel y gas.

Después que en las elecciones del 20 de octubre se encontraran irregularidades en el conteo de votos _según una auditoria de una misión de expertos de la Organización de Estados Americanos (OEA)_ Morales, acorralado por protestas a las que se unieron policías y militares, renunció el 10 de noviembre y posteriormente se fue México, donde ha recibido asilo.

El gobierno interino de Jeanine Áñez, que se comprometió a llamar a elecciones lo más antes posibles, logró convocar a un diálogo a todos los sectores que estaban protagonizando los bloqueos y cercos para la tarde del sábado.

Según las imágenes televisivas, las ciudades como Cochabamba y Santa Cruz tenían tránsito vehicular. El comandante de la policía en Santa Cruz, Miguel Mercado, informó que las carreteras están expeditas.

El sector social afín a Morales se comprometió a replegarse de los bloqueos mientras les den garantías.