¿Por qué Evo Morales se refugia en Argentina y deja asilo politico en Mexico?

Luego de pasar un mes en México, el mandatario que renunció en noviembre a su cargo en medio de protestas generalizadas y acusaciones de fraude voló al país sudamericano, donde espera radicarse

Tras renunciar a la presidencia de Bolivia el 10 de noviembre, en medio de protestas generalizadas y acusaciones de fraude en las elecciones presidenciales, Evo Morales se abandonó el país y se trasladó rápidamente a México, donde recibió el asilo político “por razones humanitarias”.

“Dos ordenamientos en el marco jurídico internacional sustentan el otorgamiento de asilo: la Convención sobre Asilo de La Habana de 1928 y la Convención sobre Asilo Diplomático firmado en Caracas en 1955”, explicó en su momento el secretario de relaciones exteriores de México, Marcelo Ebrard.

Este jueves, sin embargo, Morales desechó regresar a México desde Cuba y aterrizó en Buenos Aires, Argentina, donde se espera que sea reconocido como refugiado. Lo hizo junto a cuatro ex miembros de su gobierno, que también iniciarán el trámite.

"Evo Morales, su vicepresidente Álvaro García Linera, su ex canciller, la ex ministra Montaño y el ex embajador de Bolivia ante la OEA aterrizaron esta mañana en el país. Les he dado asilo político para que entren y ellos luego pidieron ser refugiados. En las próximas horas, cesará la condición de y asumirán la de refugiados”, informó el canciller Felipe Solá en declaraciones al canal de noticias TN.

La Comisión Nacional de Refugiados de Argentina (CONARE), que sigue normas internacionales en acuerdo del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), define al refugiado como “una persona que se encuentra fuera de su país debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a determinado grupo social u opiniones políticas, y no puede o no quiere, debido a dichos temores, acogerse a la protección de su país”.

Se trata de un status que sólo puede ser solicitado estando dentro del territorio argentino, y no así en las delegaciones en el extranjero del mismo país. Morales deberá entonces hacer su pedido formal ante cualquier autoridad argentina, idealmente ante la CONARE o ante una oficina de la Dirección Nacional de Migraciones (DNM).

Diferencias entre el asilo político y el refugio

A diferencia del asilo político, que es otorgado por los gobiernos a individuos de otros países sin necesidad de justificar la decisión y en corto tiempo para proteger su integridad física, el estatuto de refugiado es más abarcativo en sus causales, tiene un carácter humanitario y se deben argumentar las razones para otorgarlo, tras lo cual el beneficiario goza de mayores derechos y obligaciones.

Una vez otorgado este reconocimiento como refugiado, el ex presidente boliviano, al igual que cualquier otro beneficiario del estatuto, tendrá derecho a:

-No ser devuelto, expulsado o extraditado al país donde su vida, integridad, libertad o seguridad estén en peligro.

-Permanecer y transitar libremente en el país.

-Acceder a los sistemas públicos de salud, educación y a trabajar legalmente.

-No ser discriminado por ninguna razón (color de piel, situación social, creencias religiosas, género u orientación sexual, nacionalidad, opiniones políticas, etc.)

-Reunificarse con sus familiares en caso de ser reconocidos como refugiados.

-Practicar libremente su religión.

Además, estará obligado a:

-Respetar las leyes nacionales, provinciales y municipales.

-Respetar a las personas, entidades, organismos públicos y privados.

-Decir la verdad y ayudar a esclarecer los hechos invocados y los motivos personales en que se basa su solicitud.

-Mantener el domicilio actualizado y el certificado provisorio renovado.

-Informar a la Secretaría Ejecutiva de la CONARE sobre status.

Cómo será el trámite

Tras solicitar verbalmente o por escrito sus intenciones de ser reconocido como refugiado ante una autoridad argentina, Morales deberá llenar un formulario, proveer un documento que acredite su identidad, proveer un domicilio real y legal y entrevistarse con un funcionario de la CONARE, ante el cual el protocolo le exige explicar su caso.

En 20 días de presentada la documentación y realizada la entrevista, el solicitante recibirá un certificado que acredita la solicitud en trámite y le permitirá hacer uso de todos los derechos que acompañan al estatuo de refugiado mientras su caso es revisado por las autoridades.

Si finalmente el estatuo es otorgado, Morales obtendrá la residencia temporaria y podrá tramitar un Documento Nacional de Identidad argentino.

RECUERDE LEER: La mentira se viste de rojo y negro

Si fuera rechazado, tendrá varias instancias para apelar. Pero si la negativa es final, “corresponde a las autoridades migratorias resolver sobre su regularización y permanencia legal en el país”, señala la CONARE.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ