Luis Almagro y el gobierno de EEUU condenaron el ataque de los colectivos chavistas contra Juan Guaidó

La embajada estadounidense indicó que la ofensiva del régimen de Maduro fue “otro recordatorio de cómo el mundo debe defender a Venezuela”. En tanto, el secretario general de la OEA destacó el uso de armas de fuego

Los ataques de los colectivos chavistas contra la concentración del sábado convocada por Juan Guaidó fueron condenados por Estados Unidos y por el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dos de los enérgicos sostenes internacionales del mandatario encargado frente a la dictadura de Nicolás Maduro.

El gobierno de Estados Unidos rechazó “los actos de desesperación y violencia” contra la manifestación liderada por Guaidó, según un mensaje de la cuenta de Twitter de la cerrada embajada de Washington en Caracas. Además, la cuenta diplomática sostuvo que el ataque fue “otro recordatorio de cómo el mundo debe defender a Venezuela” y destacó que “la democracia no puede ser intimidada”.

Por su parte, Almagro escribió en su perfil: “Condenamos los ataques y agresiones perpetradas hoy con uso de armas de fuego por colectivos armados y fuerzas represoras el régimen de Venezuela contra Juan Guaidó y la sociedad civil”.

El despacho presidencial de Guaidó difundió en internet una “alerta internacional” en la que piden a los gobiernos de otros países “elevar de manera decisiva y sin temor las medidas y la presión que se ejerce contra la tiranía encabezada por Nicolás Maduro”.

Unos 2.000 simpatizantes de Guaidó se movilizaban por Barquisimeto cuando comenzaron a sonar ráfagas de detonaciones. La movilización se dispersó, aunque finalmente pudo reagruparse. Lo ocurrido en el estado Lara, según la nota, fue “un atentado directo a la vida del presidente encargado en una nueva muestra de desesperación del régimen” que incluyó disparos de armas de fuego, robo de vehículos y secuestro de personas.

“Intentaron un magnicidio (...) el régimen de Maduro asume de este modo, formas y comportamientos propios de una organización criminal que atenta contra el presidente encargado, sus familiares y colaboradores más cercanos a los fines de quebrar su voluntad”, agrega el texto.

Al menos cinco personas resultaron heridas este sábado en medio de la violencia que se desató en una manifestación antigubernamental.

Uno de los vehículos que usa la comitiva de Guaidó terminó con los vidrios partidos y uno de los escoltas resultó herido con una piedra. Entretanto, el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa indicó en su cuenta de Twitter que al menos una decena de periodistas se vieron afectados por la violencia en el sitio.

Guaidó, luego de los disturbios, renovó su llamado a una marcha hacia la sede de la unicameral Asamblea Nacional, el próximo 10 de marzo, en Caracas.

(Con información de EFE y AFP)

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ