Nelson Lorío y familia piden asilo político en EEUU por persecución de régimen en Nicaragua

En junio de 2018 un proyectil disparado por las fuerzas paraestatales en Nicaragua cayó en la humanidad del niño Teyler Lorío, acabando así con su vida. Su muerte sigue impune como las de 355 personas víctimas mortales por represión estatal hace 3 años.

Nelson Lorío, padre del niño Teylor Lorío, muerto bajo el contexto de la represión de abril en el año 2018, solicitó asilo político en Estados Unidos. Lorío se fue junto a su esposa y su hija y confirmó a 100% Noticias que ya se encuentran en Miami, para “comenzar de cero”, pero con el dolor que les embarga por salir de Nicaragua y ya no poder depositar flores en la tumba de su hijo, privado de su vida por fuerzas paraestatales en junio de ese año.

Nelson dijo a 100% Noticias que desde el pasado 25 de noviembre lograron cruzar el río conocido como “piedras negras'' donde oficiales de migración estadounidenses estaban al otro lado y luego los llevaron a un Centro de detención.

Recuerde Leer: Liberan a Nelson Lorío, Balbino Colleman y 5 opositores más, policías los golpearon

Según Lorío los oficiales de migración estadounidense les “dijeron por dónde estaba menos hondo y llegar al lado estadounidense. Ellos nos ayudaron a subir como un cerrito porque estaba bastante alto y nos ayudaron, nos recibieron y nos llevaron al centro de detención migratorio que es conocido como la hilera” narró Lorío.

                                                              

 De igual manera manifestó que el día de ayer a eso de las 4 de la mañana autoridades de migración les informaron que podían continuar hacia su destino y que desde las 6 o 7 de la noche de este 7 de diciembre se encuentran en Miami luego de permanecer recluidos en centro de detención familiar en Texas, Estados unidos.

 Lorío contó a 100% Noticias que en la hielera estuvieron un día, luego los sacaron para trasladarlos al centro de detención familiar en Texas.

“Ahí es donde están todas la familia que hacen la travesía y cruzan el río, ahí estábamos con cubanos, venezolanos, nicaragüense en su mayoría…pero no es un centro de detención donde te ponen algún traje como preso, es un centro de detención donde puedes tener tu comodidad, tenés una cama donde había televisión, la comida tres veces al día, el baño estaba disponible si se quería bañar a cualquier hora, acceso a una sala de entretenimiento. En ese sentido no puedo quejarme porque la atención fue buena, había horas de receso para reunirme con mi familia” aseguró don Nelson Lorío.

No Olvide Leer: Nelson Lorío denuncia torturas psicológicas en el Chipote, policías le mostraban videos del asesinato de su hijo

Para Lorío y familia fue duro permanecer en México donde estuvo casi 5 meses. Su temor de circular por territorio mexicano era sufrir un secuestro por la delincuencia ligada a narcotraficantes “miramos varios casos de nicaragüense, muchas veces estando ya en México tenía muchísimo miedo. En nuestros planes estuvo hasta regresar porque no quería dejar a mi familia pero ya la decisión estaba tomada”. 

Además, aclaró que su exilio no significa que se olviden de Nicaragua y prometió siempre “dar la cara, siempre vamos hablar por nuestros hijos, siempre vamos a hablar por nuestros presos políticos, por la situación de los exiliados, siempre vamos hablar por los que viven adentro que son los que más sufren”.

A empezar de cero 

Para el nicaragüense padre de un menor asesinado por la dictadura de Daniel Ortega, esta oportunidad de llegar a Estados Unidos es una forma de empezar desde cero, principalmente porque debe proceder a solicitar un permiso laboral para poder buscar el sustento de su familia, pero con la certeza que estará seguro y sin ningún tipo de persecución y asedio a como era su día a día en Nicaragua por reclamar justicia por la muerte de su hijo.

“Empezar de cero obviamente es hacerse cargo de su familia, buscarle un hogar a su hijo, que no le falte su alimento, obviamente aquí es un nuevo país, un nuevo destino, es un nuevo reto, pero tengo fe en Dios que él va abrir puertas, y va a tocar corazones. Obviamente aquí estoy empezando un proceso de solicitud de asilo donde también tengo que solicitar mi permiso laboral y empezar de cero es durísimo pero con Dios nada es imposible” enfatizó Nelson Lorio.

Teylor vive en nuestros corazones 

Nelson Lorío asegura que su hijo muerto por un disparo de paramilitares los acompaña en este exilio porque lo llevan en sus corazones. Sus restos están sepultados en Nicaragua, pero su memoria y la inocencia del pequeño de 14 meses de edad, lo recuerdan a diario.

Lea: Teyler Lorío, niño asesinado por régimen sandinista cumpliría hoy 4 años

“Son recuerdos que no los vas a olvidar de la noche a la mañana pero sabemos que Teyler aquí anda con nosotros. Él vive en nuestros corazones y nuestra mente y obviamente en el cielo, el cielo enorme, el cielo cubre Nicaragua. Cada vez que quiero hablar con él solo veo el cielo y sé que él está ahí escuchándome” aseguró Lorío quien considera que este exilio forzado ha sido difícil pero fue una decisión que tomaron para “la seguridad de nuestra única hija” expresó.

Teyler Lorío Navarrete recibió una bala en la cabeza el 23 de junio de 2018 en el barrio Las Américas 1 de Managua, cuando policías y paramilitares quitaban tranques en la zona. "Fueron los policías, yo los vi", dijo su madre a medios de comunicación tras ocurrir el suceso, así lo documenta la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH)  

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ