Noticias NicaraguaMigraciónFamiliares de César Aguinaga piden ayuda para repatriar sus restos a Nicaragua

Familiares de César Aguinaga piden ayuda para repatriar sus restos a Nicaragua

César era un joven de 31 años, se graduó como ingeniero en agroecología tropical, fue agente de crédito, pero un día le nació la idea de migrar por un futuro mejor.

Familiares del nicaragüense César Antonio Aguinaga Castilblanco, de 31 años de edad, quien murió al caer del quinto piso de un edificio en Estados Unidos, pidieron el apoyo del pueblo nicaragüense para repatriar sus restos a su natal Siuna en la Región Autónoma de la Costa Caribe Norte de Nicaragua.  

Nelson Aguinaga, hermano de la víctima, informó que César era el hermano mayor de tres hijos, sus padres Juana Rafaela Castilblanco y el señor Francisco Aguinaga Ruiz. 

“Es un golpe duro para nosotros, un golpe fuerte para mi mamá y mi papá porque él siempre estuvo con ellos y fue un gran hermano, un gran amigo, una gran persona, todas las personas que lo conocían en el municipio de Siuna lo saben”, dijo Nelson a 100%Noticias. 

LEER MÁS: Encuentran cuerpo de niña nicaragüense arrastrada por corriente del Río Bravo

Antes de migrar, César era ingeniero en Agroecología Tropical, se graduó en la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), pero se dedicó a trabajar como agente de crédito en la microfinanciera Fundeser en Siuna.

“Estuvo tres años laborando, pero la situación actual en el país no permite hacer una casita o superarse económicamente, entonces le nació la idea de salir para Estados Unidos se le armó el plan y hubo gente que lo apoyó y se fue para Estados Unidos, duró poco para entrar fueron 20 días, no estuvo mucho tiempo retenido y lo recibió la gente que estaba allá y estuvo una semana sin trabajar y posteriormente encontró trabajo”, relata su hermano a 100%Noticias. 

El hermano de la víctima explicó que los costos de repatriación superan los 15 mil dólares, por eso apela a los ciudadanos a ayudarlos con los gastos fúnebres pues son de escasos recursos. 

“En Estados Unidos hay un primo hermano de nosotros, él y unas amistades de la familia se están encargando de contratar a una funeraria que cuesta $10, 000 a $12, 000 todavía no se ha hecho el contrato y más el boleto de avión me dijeron que no baja de $15,000 no sabemos con exactitud el monto”, explicó

En este sentido, Nelson informó que Guillermina Pérez, amiga de la familia creó la cuenta bancaria en Lafise-Bancentro (107028226) para que cualquier ciudadano pueda depositar un granito de arena, lo cual permitirá a su familia darle el último adiós. 

“Nosotros somos de bajos recursos estamos tratando de hacer recaudación para poder repatriar el cuerpo de mi hermano se está difundiendo en Facebook una cuenta en córdobas con el nombre de Guillermina Pérez Reyes, ella es una amistad de la familia de la familia se está encargando de recibir el apoyo de todos los que no quieran colaborar para poder traer el cuerpo”, comentó 

Este es el número de cuenta en dólares (119231054) a nombre de Guillermina Pérez Reyes. 

Tragedia

Cesar Aguinaga Castilblanco, murió después de precipitarse accidentalmente desde el quinto piso de un edificio, cuando realizaba labores de limpieza en EEUU.

La víctima nació en Esquipulas-Matagalpa, pero vivía en el municipio de Siuna, en el Caribe Norte de Nicaragua.

Sus familiares informaron que Aguinaga llegó a Estados Unidos el pasado 3 de marzo, a su ingreso, estuvo detenido por dos días en un centro migratorio, pero fue dejado en libertad.

SEGUIR LEYENDO: Mujer nicaragüense muere ahogada al intentar cruzar el río Bravo en México

Como si se tratara de una mala jugada del destino, un día antes de su deceso, Aguinaga Castiblanco cumplió 31 años de vida y según el relato de medios estadounidenses, el hombre murió en su segundo día de trabajo.

Antes de emigrar a Estados Unidos, César Aguinaga laboraba en una financiera de Siuna, pero el bajo salario y la carestía de la vida lo obligó a migrar.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ