Ortega-Murillo mantiene “retórica de odio” contra Iglesia Católica en Nicaragua, señala informe del Departamento de Estados de EE.UU

LA PRENSA

El Departamento de Estado de Estados Unidos emitió el informe Libertad Religiosa Internacional capítulo Nicaragua 2019, en el cual señala que la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo mantienen el uso de la “retórica del odio” contra los líderes católicos en Nicaragua. 

El informe señala que Ortega-Murillo incitan el acoso, intimidación y ataques físicos contra el clero católico, los fieles y los lugares de culto. “Estos informes declararon que la Policía Nacional de Nicaragua (PNN), junto con grupos progubernamentales y activistas del partido gobernante (Frente Sandinista de Liberación Nacional, FSLN), hostigaron e intimidaron rutinariamente a los líderes religiosos y profanaban espacios religiosos” reza el informe sobre Libertad Religiosa.

Leer más: Eurodiputado José Ramón Bauzá pide que ayuda europea de 38 millones de dólares a Nicaragua llegue a nicaragüenses y no vaya a manos del régimen

El resumen ejecutivo recoge las denuncias de los religiosos quienes reportaron ataques físicos e insultos verbales, amenazas de muerte, y campañas de intimidación por parte de la sancionada policía sandinista y grupos asociados a Ortega-Murillo, entre ellos la Juventud Sandinista. 

Entre los hechos que destaca el informe se resalta los ataques a feligreses católicos por parte de fanáticos sandinistas “atacaron a los fieles católicos en numerosas ocasiones después de que asistieron a los servicios religiosos en los que oraron por los presos políticos, incluidas al menos dos ocasiones en las que los oficiales de la policía dispararon balas de goma y gases lacrimógenos a los fieles cuando salían de Misa” recalca el informe.

“Actos de vandalismo y profanación de objetos sagrados en iglesias y cementerios católicos en todo el país. La policía y los partidarios del gobierno interrumpieron con frecuencia los servicios religiosos al reproducir música a alto volumen a través de altavoces ubicados fuera de las iglesias” detalla el informe del Departamento de Estado de Estados Unidos. 

Leer más: Oficina de Alta Comisionada para los DD.HH de Naciones Unidas expresa preocupación por ola de despido de médicos en Nicaragua

En reiteradas ocasiones, los líderes religiosos nicaragüenses lamentaron que el régimen sandinista politiza la religión en el contexto de la actual crisis sociopolítica que inició en abril 2018. “El gobierno y sus representantes tomaron medidas agresivas, incluido el acoso, las amenazas de muerte y los asaltos físicos, contra el clero que se considera crítico con el gobierno” 

En sus discursos durante el año, Ortega con frecuencia declaró que los "obispos" no apoyaban al "pueblo" en contra de las sanciones y otras "agresiones". En un discurso de noviembre, Ortega dijo a una multitud en la Plaza de la Revolución que "los sumos sacerdotes siempre están pidiendo que se crucifique a Nicaragua y con esos sumos sacerdotes están los cobardes, los traidores a su país, que se arrodillan para pedir que se crucifique a Nicaragua". Este tipo de lenguaje es para denigrar y deshumanizar a la oposición.

Leer más: OPS llamó a "proteger" a médicos y trabajadores salud en todos los ámbitos

El informe recoge el ataque una ciudadana rusa en 2018 quien arrojó ácido sulfúrico a un sacerdote de la Catedral de la Inmaculada Concepción en Managua durante la confesión. La mujer fue declarada culpable de cargos por lesiones corporales y exposición de otros a un peligro inminente. Fue sentenciado a ocho años de prisión en mayo. Sin embargo, en agosto, los medios informaron que la atacante fue vista en un avión que volaba a Panamá. No hubo una declaración oficial que confirmara o negara la liberación del atacante de la prisión. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ