El S.O.S del preso político Kevin Solís "me estoy enloqueciendo", maltrato y tortura en la Modelo

Aislado y en una celda de máxima seguridad, la famosa 300, así se encuentra el reo político Kevin Solís, en el penal de Tipitapa, Jorge Navarro.

Solís era estudiante del segundo año de la carrera de derecho en la UNAN-Managua, hasta el 2018, cuando se dio la insurrección de abril. Solís se atrincheró el universidad y sobrevivió al ataque de paramilitares contra la Iglesia Divina Misericordia. 

El joven universitario fue condenado a 10 años de prisión por supuesto robo agravado de 600 córdobas, en contra de un simpatizantes sandinista.

El pasado 11 de junio su abogada y amiga Aura Alarcón lo visitó en la cárcel "Modelo" y le expresó "me estoy enloqueciendo" y solo es "llorar" dijo Alarcón a 100% Noticias.

Leer más: Suspenden juicio de presos políticos José Santos sánchez, Uriel Pérez y José Ángel Escoto

Ambos hablan divididos por un vidrio y solo por un teléfono, sin contacto físico, pues así es el régimen carcelario para los de máxima seguridad en el penal. Desde hace más de 2 meses Kevin está en la 300, y según Alarcón, comparte la diminuta celda con un hondureño, condenado por tráfico de droga.

"kevin está retraído, llorando, no le dan su hora de patio sol a la semana" denunció Alarcón, quien preguntó a oficiales del penal por el endurecimiento de la medida de cárcel y le respondieron "está ahi porque tiene que adaptarse, él es inadaptado".

Leer más: Juez sandinista condena a preso político sin llegar ni un solo testigo a juicio

"Tiene cicatrices en la cabeza, golpes en la cabeza, dos morados en la espalda y en el otro costado" dijo la doctora Alarcón. 

En la última visita conyugal que hizo la novia de Solís el pasado 26 de junio, lo encontró retraído y solo era llorar confirmó Alarcón.

Solís ha sufrido tortura física y psicológica desde la primera vez que estuvo preso en el Chipote. A Solís lo detuvieron el 23 de septiembre del 2018 y fue excarcelado el 5 de abril del 2019. 

Nuevamente el 6 de febrero del 2020 fue capturado, le realizaron un juicio donde a la defensa no le permitieron presentar o le desecharon sus pruebas de descargo. 

Solís solo es visitado por dos personas, su novia y la doctora Alarcón quien además de ser su abogada es amiga personal y le ha dado asistencia en todo el proceso.

¿Por qué tanta saña contra Kevin Solís? Hay dos explicaciones, una que fue trabajador del poder judicial, laboraba en el área de notificaciones de los juzgados laborales y al mismo tiempo estudiaba derecho. Eso no se lo perdonan, lo ven como un "traidor" dijo Alarcón.

Leer más: Asociación de familiares de presos políticos en Nicaragua denuncian asedio y prohibición de visitas

La segunda explicación es porque es sobrino nieto de Azahalea Solís, quien es miembro de la Alianza cívica y ha sido opositora al régimen desde antes del 2018. 

Kevin Solís es uno de los más de 90 presos políticos que mantiene secuestrados el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo. Organismos de derechos humanos nacionales y extranjeros, así como Estados Unidos, la Unión europea, han demandado la inmediata liberación de los presos políticos como parte de los acuerdos que firmó el régimen el año pasado y no han cumplido.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ