No nos olviden, exijan nuestra libertad, clama el reo político Francisco Pineda desde la cárcel

Desesperado por su libertad, así se encuentra el reo político Francisco Javier Pineda Guatemala de 36 años de edad, quien desde el pasado 24 de enero del 2019 permanece en prisión.

"Él está desesperado para que lo liberen, siente que los presos políticos estan abandonados, que no se realizan acciones para pedir la liberación" aseguró a 100% Noticias su esposa Nathanyeli Rivas. 

Recuerde Leer: Declaran culpables a 5 reos políticos de isla de Ometepe y se ensañan con Celia Cruz

En la visita más reciente, que fue el pasado 17 de julio, Francisco le dijo a su esposa que hiciera el llamado a Nicaragua para que no se olviden de los presos políticos.

"Él quiere acciones como un paro indefinido, tal vez así se presiona" expresó Rivas. 

Un día antes de la captura de Francisco, la policía sandinista lo llegó a buscar a su casa en Villa Libertad, al no encontrarlo se llevaron secuestrada a su esposa Nathanyeli Rivas Montiel. Ese día fue uno de los más dolorosos para Rivas, ya que mientras la subían a la patrulla, sus cuatro niños lloraban. Los menores de 10, 8, 5 y 3 años de edad se quedaron con su abuelita.

La Policía sandinista utiliza este mecanismo de presión, secuestran a las esposas de quienes buscan para que ellos se entreguen y en efecto Francisco se entregó en la estación 7 un día después para que dejaran en libertad a la madre de sus hijos. 

Lea Más: Preso político Eliseo Castro, profesor de inglés comprometido en la educación de sus alumnos

Pineda Guatemala fue condenado en juicio por supuestos delitos de "atentar contra el Estado de Nicaragua", "fabricación de armas y uso de armas restringidas" dijo a 100% Noticias Nathanyeli, quien explica que el único delito de su esposo es haber participado en las marchas. Un juez sandinista le impuso la pena de 4 años de prisión y 16 mil córdobas de multa. 
Francisco se dedicaba al oficio de albañil desde que tenía 20 años de edad y era el sustento de la casa. Sus niños quedaron con el trauma y temor de los policías. "Cada vez que ven pasar a la policía por el barrio, corren a decirme, creen que van a entrar a la casa" y que se lleven presa a Nathanyeli, comentó. 

"El niño menor con frecuencia llora, triste y se pone a llamar a gritos a su papá. Cuando voy ala visita el me dice que quiere ir donde su papá" manifestó apesarada Nathanyeli, quien informó que tras la aparición de la pandemia del covid-19, en el penal solo permiten el ingreso de una visita por preso. Sus niños cuando observan liberaciones en la televisión, solo le preguntan a su madre que si su papá también salió libre, cuándo va a estar en la casa? Ella se queda sin respuesta. 
Francisco está preso en la Galería 1, celda 76 con cinco presos comunes. Hace 4 meses un funcionario del penal le pegó con el bastón, comentó su esposa. 

La situación económica en el hogar es difícil, pues tras la captura de Francisco, la madre de Nathanyeli, le enviaba remesas desde Costa Rica para ayudarla, pero ahora quedó desempleada producto de la pandemia. 

Cada 15 días la esposa de Francisco Pineda le lleva su paquete, entre la familia se rebuscan para llevarle algo, pero por la situación que pasan a veces no le llevan ninguna paquetería, solo una comidita del día. 

No Olvides Leer: ¿Quién es el preso político Jorge García Arancibia?

Previo a su captura, él visitaba una iglesia evangélica con su mamá. Ahora en el penal no le dan oportunidad para asistir a celebraciones religiosas, le prohibieron recibir clases y le dijeron que "no tenía derecho", solo en una ocasión estuvo en el aula de clases del penal.

Su esposa lo describe como un padre amoroso, muy apegado a sus hijos, movía cielo y tierra para que no le hiciera falta nada a sus niños por eso él vive preocupado.

Su confianza está en Dios para lograr su libertad y ver a una Nicaragua donde haya una verdadera justicia.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ