OACNUDH insta a régimen Ortega-Murillo a garantizar derechos humanos de nicaragüenses varados

La Oficina de la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OACNUDH) insta al régimen de Daniel Ortega a cumplir con las obligaciones internacionales garantizando los derechos humanos de las personas que deciden retornar a Nicaragua.

“Hemos conocido la situación que enfrentan alrededor de 850 nicaragüenses en zonas fronterizas en Costa Rica, Nicaragua, Guatemala, y Panamá en condiciones precarias a la espera de la autorización por parte de las autoridades de Nicaragua para retornar a su país” señaló en twitter la organización.

Leer más: Roberto Samcam: expulsión de nicaragüenses a Costa Rica es inconstitucional, irregular y prohibido

La Guía COVID-19 y derechos humanos de los migrantes publicó la gestión de fronteras que debe prevalecer para respetar los derechos de los ciudadanos. Las medidas establecen:

  • La implementación de controles fronterizos y medidas más estrictas en las fronteras internacionales, como el control y cuarentena en los puntos de entrada, deben realizarse garantizando la no discriminación, confidencialidad y dignidad. No debe implicar la detención obligatoria o indefinida.  
  • Deben existir medidas para garantizar el acceso a la evaluación individual, la evaluación de los mejores intereses y determinación de necesidades de protección bajo los derechos humanos internacionales y los derechos de los refugiados. 
  • Los procedimientos de migración y asilo deben cumplir con las garantías del debido proceso y evitar la colocación de migrantes en situaciones vulnerables.
  • Los Estados deberían considerar la regularización y la extensión oportuna de los permisos de residencia y trabajo durante la pandemia como una forma de facilitar el acceso de los migrantes a los derechos y la protección de la salud pública.  Los Estados deben considerar la suspensión temporal de devoluciones forzadas durante la pandemia. Las devoluciones forzadas solamente se pueden realizar si cumplen con el principio de no devolución y la prohibición de expulsiones colectivas, así como garantías procesales, incluido el debido proceso, acceso a abogados y traductores, y el derecho de apelar una decisión de devolución. 
  • En todos los casos, todas las etapas de los procedimientos de devolución deben ajustarse para garantizar que sean compatibles con las estrategias de salud pública.
  • Para las personas migrantes que regresan a países de origen, especialmente aquellas que regresan de países con altas tasas de infección, deben incluirse en las estrategias nacionales de respuesta, protección social y recuperación sin discriminación, y debe protegerse contra el estigma y la exclusión en el ámbito privado y público.

Leer más: Nicaragua: Embarazada desmayada en Peñas Blancas se recupera y pide refugio en Costa Rica

Actualmente hay más de 300 nicaragüenses varados en la frontera de peñas blancas en condiciones inhumanas debido a que el régimen sandinista prohíbe el ingreso de connacionales hasta que presenten el examen negativo del COVID-19.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ