Monseñor Báez: “Los grandes cambios sociales ocurren cuando entramos en contacto con la realidad”

Archivo El Nuevo Diario

Para Monseñor Silvio Báez, obispo auxiliar de Managua, los grandes cambios sociales ocurren cuando entramos en contacto con la realidad y razonamos a partir de ella, tal y como Jesús se dejó enseñar por una mujer cananea, quién arrebató la sanidad para su hija, a pesar que en ese momento, la acción salvadora de Dios estaba destinada solo al pueblo de Israel.

“Debemos aprender a superar concepciones ideológicas que ignoran el dolor humano y crean barreras entre las personas y los pueblos, tales como el racismo, el desprecio al extranjero o el menosprecio de otras religiones. De nada sirven las ideas sin amor. Son inútiles e inhumanas la religiosidad excluyente, la ética vacía de bondad y la intelectualidad sin sabiduría. La ideologías, religiosas o laicas, alejadas del dolor humano e incapaces de compasión, son dañinas y terminan siempre en nuevas idolatrías”, manifestó el Obispo en su homilía desde St. Agatha Catholic Church.

Según Báez, al igual que Jesús es importante liberarse de condicionamientos excluyentes, mostrando un corazón bondadoso que escucha el dolor. “Es de gran altura humana tener una mente abierta capaz de cambiar su forma de pensar y dejarse convencer delante de una lógica superior. Ser flexibles y dialogantes no es una debilidad. Ceder no es siempre perder. La rigidez mental revela una gran pobreza humana y casi siempre esconde problemáticas no resueltas” manifestó.

Leer más: Excarcelado político Marvin Samir López es detenido por policía sandinista

En estos tiempos, Monseñor Báez insistió en que no hay que instalarse cómodamente en el reino de las ideas, sino que hay que escuchar la realidad “No se pueden reducir las relaciones sociales, la política o la fe a pura retórica. Es dañino olvidar la realidad y actuar desde una racionalidad ajena a la gente. Los grandes cambios sociales ocurren cuando entramos en contacto con la realidad y razonamos a partir de ella. Las ideas desconectadas de los problemas reales de la gente no convocan ni hacen bien”.

Leer más: Arquidiócesis de Managua: “no dejemos que venga el maligno y siembre cizaña” en medio de nosotros”

La prédica del Obispo giró sobre el encuentro entre Jesús y una mujer cananea en Mateo  15: 22. Invoca a Jesús llamándole “Hijo de David”. Lo aclama como Mesías mostrando que, aunque es extranjera, conocía la esperanza de Israel. Sus palabras dejan entrever además una gran confianza en la capacidad de Jesús de poder curar a su hija.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ