Dictador Daniel Ortega reconoce que muertos por COVID 19 pueden superar los 23 mil en Nicaragua

Tomada de El 19 Digital

El Banco Interamericano de Desarrollo, BID aprobó un préstamo por más de 43 millones de dólares al régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo para el proyecto "Respuesta Inmediata de Salud Pública Para Contener y Controlar el Coronavirus  y Mitigar su Efecto en la Prestación del Servicio en Nicaragua", bajo proyecciones dudosas.

En el documento, el régimen sandinista señala que sin el financiamiento del BID se estiman 23 mil 524 personas fallecidas, mientras que con los recursos económicos estimaron un mil 950 decesos al final del proyecto. 

Respecto a los contagios, el régimen expuso que sin los recursos se proyectan 5 millones 880 mil 597 personas, mientras que con el financiamiento, serán 97 mil 500 casos al finalizar el proyecto.

Leer más: SICA "avala mentiras” del régimen sandinista con cifras del COVID-19

En una entrevista a Café con Voz, el máster en Salud Pública, José Antonio Delgado, señala que las cifras planteadas al BID, son “fuera de la realidad” debido a que el comportamiento epidemiológico de la enfermedad es de un 80% enfermos en casa, 20 % enfermos en hospital, y un 5 a 10 % fallecidos.

El experto analizó las proyecciones del régimen sandinista y deja entrever que las estimaciones fueron infladas sobremanera, es decir que las cifras proyectadas no cuadran con el comportamiento epidemiológico que presenta oficialmente el Ministerio de Salud sandinista.

“El 80 % del total de los 5 millones 580 mil 597 personas que supuestamente se contagiarían levemente, suman 4 millones 404 478, mientras que el 20 % que sería afectado con severidad por el Covid19, alcanzaría un millón 176 mil 119.  En el caso de los fallecidos, si se considera que del total de contagiados entre el 5% y el 10% perderían la vida, entonces tendríamos que en el primer escenario un total de 294 mil 029 personas y el segundo escenario 588 mil 059”, explicó el especialista a Café con Voz.

Leer más: Rosario Murillo anunció actividades masivas este fin de semana

Además de estas proyecciones, el régimen sandinista expuso al BID que un análisis de la Organización Mundial de la Salud OMS mostraba que la mayoría de los países de América Latina y el Caribe no estaban preparados para gestionar la pandemia y que Nicaragua era uno de ellos. 

“En una escala de 5 niveles sobre la capacidad de gestionar un evento de salud pública de esta magnitud (1 = bajo y 5 = alto), 7 países de ALC califican como nivel 2 (baja capacidad), entre los cuales se encuentra Nicaragua”, señala el documento.

Pese a que el dictador Daniel Ortega aseguró que el Minsa sandinista estaba preparado para hacer frente a la pandemia, lo cierto es que en el documento oficial del BID expuso las limitaciones en el sistema de salud público.

El MINSA cuenta con 72 hospitales a nivel nacional, de los cuales, ha destinado 19 hospitales para la atención de pacientes con COVID19, los cuales, cuentan con 3.184 camas censables y 148 camas de Unidades de Cuidado Intensivos (UCI) y un laboratorio para realizar las pruebas de diagnóstico para COVID a nivel nacional. 

“Considerando que tanto el número de camas censables como las de cuidados intensivos no son exclusivas para atención de pacientes con COVID-19, debido a la gran demanda que tienen los hospitales destinados para la atención de COVID-19, es crítico dotar de un mayor número de camas, tanto a nivel general como en UCI, incluyendo equipos especializados para atención de pacientes críticos”, reza el informe divulgado por el BID.

Hasta la última semana de agosto, el Observatorio Ciudadano COVID-19 registró 31 médicos despedidos por el régimen sandinista, pero en el informe señalan que “existen brechas de recursos humanos calificados para la atención de pacientes graves y críticos”, ocultando la verdadera realidad que fue el despido de especialistas por exigir recursos de protección en la atención a pacientes con coronavirus.

Leer más: Observatorio Ciudadano advierte de posible rebrote de COVID-19 en Nicaragua

Hasta el 26 de agosto, el informe del Observatorio Ciudadano COVID-19 reporta un acumulado de 9.998 casos sospechosos y 2,680 muertes, de las cuales 140 se categorizan como muertes por neumonía y 2,540 como muertes sospechosas por COVID-19.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ