Monseñor Mántica: Si hay apertura, Iglesia católica en Nicaragua podría mediar en tercer diálogo

"Si realmente hubiera apertura a un nuevo diálogo, la Iglesia podría intervenir, por lo menos es mi opinión personal, en calidad de mediadora haciendo su función imparcial" dijo Mántica.
Archivo El Nuevo Diario

A dos años y siete meses del estallido de abril del 2018, el párroco de la Iglesia Francisco de Asís en Bolonia, Monseñor Miguel Mántica, considera que el diálogo sigue siendo la vía para alcanzar la estabilidad en Nicaragua, por lo que se mostró abierto a que la Iglesia Católica, a través de los obispos de la Conferencia Episcopal, puedan ser otra vez mediadores.

Mántica participó en el conversatorio de 100% SUPERCHATS con los suscriptores del youtube de 100 Noticias Nicaragua y ratificó la voluntad de la Iglesia para mediar, si es que hay apertura de las partes.

"Si realmente hubiera apertura a un nuevo diálogo, la Iglesia podría intervenir, por lo menos es mi opinión personal, en calidad de mediadora haciendo su función imparcial" dijo Mántica.

Indicó que en los últimos meses ha leído mucho sobre el papel de ser mediador y observa que la mediación podría ser hasta mal interpretada "habría que diferenciar ahí, la imparcialidad podría ser malentendida que se va a apartar de valores morales, eso no, la imparcialidad significa que yo no puedo hacer preferencia de un lado ni de otro, eso sí tengo que ser firme a los valores morales, sino, no se estaría constuyendo sobre la verdad ni se estaría en un diálogo auténtico".

Reconoció que la Iglesia jugó un papel bastante "delicado" y "difícil" en el 2018 cuando se instaló la primera mesa de diálogo, "Fue una cuestión bien incómoda para la Iglesia (...) gente afin al gobierno pudieron sentir algún resentimiento, yo lo vi porque algunos se alejaron pero ya están volviendo" reflexionó.

Puede leer: María Fernanda se declara "víctima" tras su destitución como diputada en Asamblea Nacional

"Esta polarización también la vivimos dentro de la Iglesia, (...) y es que se interpretó mal la actuación de la Iglesia en el primer diálogo, la Conferencia Episcopal le tocó ser juez y parte, se mantuvo imparcialidad, pero la Iglesia a la vez tuvo que reunir a sectores de oposición que estaban bastante disgregados, y eso llevó a que el gobierno en algún momento dijera ustedes están parcializados" expresó.

Pese a ese episodio que se pudo mal interpretar, Mántica reitera que la Iglesia siempre está llamando al camino de diálogo y "si en algún momento los obispos tuvieron discernimiento y vieron que no era el momento de intervenir como mediadores en el segundo diálogo no fue porque estuvieran en contra del camino de diálogo, sino que era el momento que los cristianos laikos tomaran más responsabilidad en el camino de la politica y problemas sociales del país".

"No se puede pensar que la Iglesia va a ocupar el lugar de los políticos, la Iglesia puede ser mediadora pero no puede estar haciendo dos funciones al mismo tiempo" aclaró Mántica.

Monseñor también se refirió a los momentos de desesperanza que vive actualmente Nicaragua, los tres años de recesión económica producto de la represión del régimen, persecución a opositores, la pandemia del coronavirus que dejó dolor y muerte en el país y la embestida de dos huracanes monstruosos que dejan en la misera a comunidades del caribe norte. En esto momentos es cuando más se debe orar, para alimentarnos de la FE, ante la adversidad y mostrarse solidarios. 

"Ver la grandeza de ánimo de un pueblo que no se rinde, nos hace no perder la esperanza (...) esta emergencia nos hace hermanos, el dolor no tiene color, el huracán no eligió casas para decir por aqui voy a pasar, por aqui no, y la ayuda tiene que ser igual y cuando se dan estas cosas es triste porque no se puede anteponer el sufrimiento del dolor, es sagrado" mencionó.

Siga leyendo: Padre Javier Pla: "La gira de las lágrimas y de la esperanza" en comunidades del caribe norte

Los sacerdotes como el Padre Rodolfo French en Waspam, han traído noticias a Managua de las múltiples necesidades que todavía no se han suplido a los damnificados.

"En estos momentos se debe pensar en auxiliar a miles de familias (...) hay gente que se ha quedado sin ayuda, nosotros lo sabemos asi de fuente directa el Padre Rodolfo  nos ha contado lo que está viviendo, en Waspam, se creció el río coco y la carretera quedó hecha un lago y todas esas zonas, las personas están urgidas de ayuda y la ayuda no está llegando" aseveró. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ