Exiliados solicitan reformas electorales e identificar liderazgos para enfrentar a régimen sandinista

Organizaciones en el exilio demandan reformas electorales, identificación de liderazgos y que la oposición nicaragüense defina sus roles frente a la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua. 

Estos fueron temas fueron el común denominador de los líderes de grupos y organizaciones en el exilio a través del proyecto “fomentar el diálogo y consenso entre grupos de exiliados y diáspora en Costa Rica” , quienes se reunieron de manera presencial y vía zoom para debatir y llegar a un consenso sobre los lineamientos que se deben de tomar a lo inmediato para “arar el camino” hacia un verdadero cambio democrático de cara a un año electoral.

Los representantes de estos grupos de exiliados consideran que con “urgencia” se deben de plantear algunos mecanismos para hacerle frente al régimen, entre ellos reformas electorales, identificar verdaderos liderazgos y apartar del camino a los que ellos llaman “líderes tóxicos”

LEER MÁS: Estados Unidos no tolerará amenazas a la democracia de Nicaragua

“Tenemos que cambiar ese concepto de que es líder porque muchas veces aquí en el exilio por las grandes necesidades que vivimos, vemos a un líder porque me resuelve mi necesidad y no es así, porque hay que ir punteando y hay que ir haciendo diálogos interinstitucionales que son importantes y nos dan la pauta para esa unidad” afirmó Jacob Ellis integrante del bloque de la Costa Caribe en el exilio. 

Según Nemesio Mejía líder del movimiento campesino en Costa Rica desde ya la oposición ha identificado algunos liderazgos, pero no tienen un apoyo unificado.

“Cuando sale un liderazgo queremos taparlo y cuando lo tapamos no dejamos que crezcan, al final no le estamos haciendo daño a esos liderazgos, estamos haciéndole daño a Nicaragua y para no hacerle daño a Nicaragua, si hay uno, dos o tres líderes o los que salgan de los que vayamos identificándoles, ayudarlos en virtud de quitarlos, porque esto ayudaría a un fortalecimiento a la democracia general en Nicaragua.

Los exiliados dicen que la oposición tiene tareas pendientes con el pueblo porque no existe un rumbo con un solo horizonte por la falta de unidad entre grupos políticos y sociedad civil.

“Es de suma importancia que empecemos a definir tareas y acciones a cada uno de estos artífices políticos que se unieron en abril del 2018 y podamos contrarrestar este accionar destructivo y dictatorial y de sometimiento del régimen Ortega Murillo” expresó Walter Enrique Orozco de la Coordinadora Universitaria por la Democracia y la Justicia (CUDJ). 

LEER MÁS: Daniel Ortega arma el "entramado legal de una dictadura", según un disidente sandinista

Por su parte, la activista María José Rivas de la organización Creciendo con Alas considera que “generalmente uno quiere una cosa, otro quiere otra cosa, pero al final no tenemos un consenso, si hay que definir el rol de la oposición, hay definir la línea que se va a trabajar y si hay que llevar el objetivo común que es sacar a Ortega del poder y retomar a una nueva democracia”  

Otros de los puntos que se han definido y fueron parte de los resultados que arrojó la primera etapa de este proyecto de Hagamos Democracia es que tiene que haber elecciones libres y transparentes, pero con reformas sustanciales y buscar mecanismos para construir una nueva Nicaragua después de Ortega. 

LEER MÁS: Albio Sires: Daniel Ortega acelera su marcha para consolidarse como "partido único", pide más presión

Todos estos planteamientos serán parte de los temas que serán abordados en la segunda etapa de este proyecto, en el cual se involucra a las organizaciones de oposición en Nicaragua para trabajar de la mano con los grupos de exiliados y la diáspora en Costa Rica como parte de esos mecanismos de diálogo y consenso para alcanzar esa “tan deseada unidad” y derrotar a la dictadura.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ