Compra de vacunas COVID-19 tiene que ser acompañada de un "plan nacional integral", dicen médicos

FOTO REFERENCIAL COSTA RICA
Casa Presidencial Costa Rica

El Ministerio de Salud (Minsa) presentó el proyecto de compra de vacunas contra COVID-19 y estiman la adquisición de cuatro tipos Sputnik V, de origen ruso; Oxford AstraZeneca, de Reino Unido; Moderna, de Estados Unidos; y Covaxina, de la India. Algunos médicos consideran que el proyecto debe ser acompañado de un plan nacional integral de abordaje y estrategias para el control del virus.

El Epidemiólogo Leonel Argüello informó a 100%Noticias que es “correcto” que el Minsa esté moviéndose y haciendo público una de las medidas de prevención y control del COVID-19, a través de un plan de compra, pero recomendó acompañar el proyecto con un “plan nacional integral”.

“Esperemos se movilice rápidamente en las otras medidas de prevención y se suspendan las promociones de aglomeraciones, molotes o contagios comunitarios y se presente un plan nacional integral de abordaje y estrategias  para el control del COVID-19, pues la vacunación es apenas una de ellas”, dijo Argüello a 100%Noticias.

LEER MÁS: Nicaragua asegura la compra de 7,4 millones de vacunas para la covid-19

El experto insistió que sin una campaña nacional de educación y seguimiento de los primeros inmunizados, difícilmente se logrará controlar el virus en el país.

“La vacuna debe acompañarse de las medidas de prevención, y  no te eximen de ellos, es una intervención costo-eficaz sin embargo es una intervención más, que si no va acompañada de una campaña nacional fuerte de educación, exigencias y monitoreo, así como de exámenes masivos, yo veo muy difícil que se controle la enfermedad. Por otro lado, es importante que en Nicaragua le demos seguimiento a una muestra de personas vacunadas para conocer si sus anticuerpos se levantan y por cuánto tiempo se mantiene”, reiteró.

La doctora Aneli Pérez de la Unidad Médica Nicaragüense dijo a 100%Noticias que también se debe incluir la elaboración de una estrategia de cobertura y entrenamiento del personal que va a manejar el almacenaje, distribución y aplicación de las vacunas.

“Un plan de vacunación vas más allá de la intención de compra, tiene que ser un plan en el que la estrategia principal sea la cobertura de la población de riesgo que es el personal médico y paramédico, cobertura de la población con factores de riesgo, población mayor de 60 años con factores de riesgo como hipertensión, diabetes, etcétera, así como un entrenamiento del personal que maneja los cuatro tipos de vacuna tanto almacenamiento, distribución y aplicación por el manejo de la cadena de frío dado que esto depende la eficacia de la vacuna”, indicó Pérez.

SEGUIR LEYENDO: Rosario Murillo propone adquirir tres vacunas contra COVID-19, entre ellas vacuna rusa Sputnik V

El proyecto revela que el Minsa propone comprar 3,800,000 dosis a la Federación de Rusia que fabricó la vacuna Sputnik V para proteger a 1,900,000 personas en el país. Al respecto, el especialista Leonel Argüello manifestó que Sputnik V tiene una eficacia de 91% , es decir que de cada 100 vacunados con la segunda dosis 91 estarán protegidos y 9 no.

“Lamentablemente no comparten información científica de la fase III, no es pública. Se plantea que se producirá en la India, Brasil, China, Corea del Sur y otros países, sin embargo, no hay información al respecto. Su costo está alrededor de $10 dólares por dosis. Está registrada en Rusia. No obstante, en América Latina, ya Argentina la está aplicando, el MINSA de allá no tiene disponible al público información científica, no obstante, está aprobado por un organismo creíble y la gente la está aceptando”, indicó.

El doctor Argüello descartó que el régimen cobre por la vacuna contra el COVID-19 dado que no lograrían la mayor cobertura sanitaria frente al virus.

“Las vacunas que ofrece cualquier gobierno debe de ser de carácter gratuito porque interesa tener una cobertura alta, si la vacuna no es gratuita no va a lograr cobertura alta del 80-95%. Es una responsabilidad del Estado y el gobierno cuidar la salud de las personas y la vacuna es una de las iniciativas, cobrar una vacuna no es como cobrar un examen de laboratorio, significa que está discriminando a la población y está dividiendo a la población entre los que tienen y los que no tienen dinero, asunto que no es permisible en una democracia”, apuntó.

LEER MÁS: MINSA registra 167 muertes y 6.152 casos confirmados por la covid-19

El régimen sandinista estima la compra de 7,4 millones de dosis de vacunas para combatir la covid-19, con el objetivo de aplicar en una primera fase al 55% de la población nicaragüense, estimada en 6,5 millones de habitantes.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ