Largas filas, sin distanciamiento social para prueba covid-19 en Minsa valorada en 150 dólares

Largas filas y cero distanciamiento físico protagonizan ciudadanos para someterse y retirar la prueba negativa de COVID-19 en el Complejo Conchita Palacios del Ministerio de Salud sandinista que impuso la realización de la prueba negativa del COVID-19 para salir del país.

En redes sociales, una ciudadana se queja por la mala atención que brinda el Minsa que se niega a permitir que los hospitales y clínicas privadas realicen la prueba del coronavirus, centralizando la medida que expone a la población al contagio del virus.

“Esta es la fila para recoger los resultados para que ustedes se fijen que ahorita está peor que cuando se viene a hacer uno la prueba es para que vean hasta donde llega la fila y eso que te dicen que a las tres empieza a entregarse, la fila es interminable”, expresa la mujer.

LEER MÁS: Nicaragüenses pagan tres veces más al viajar a Estados Unidos

En el video, la denunciante también se queja por los altos costos de la prueba valorada en 150 dólares, el precio más alto en centroamérica. 

“Hay que reír para no llorar, en esta situación debajo del sol ¿cuál sería la solución? mejorar las condiciones o hacer convenios con otros laboratorios para evitar toda esta aglomeración de gente, es decir no tiene lógica que estemos haciendo prueba del COVID-19 y este esta aglomeración de gente, este ministerio es una chanchada”, dice la quejosa.

MINSA centraliza servicio 

La semana pasada, el expresidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, COSEP, José Adán Aguerrí recomendó reducir el costo de la prueba del COVID y permitir la realización de pruebas en los hospitales y clínicas privadas.

“Sigue siendo necesario: Adaptar los protocolos de bioseguridad requeridos para las tripulaciones y las personas a los niveles internacionales, reducir el costo de la prueba del COVID y permitir la realización de pruebas en los hospitales y clínicas privadas”dijo.

SEGUIR LEYENDO: Compra de vacunas COVID-19 tiene que ser acompañada de un "plan nacional integral", dicen médicos

Michael Healy, presidente de COSEP, insistió en la necesidad de revisar el costo de la prueba y facilitar la apertura a los hospitales y clínicas privadas.

“Creemos que debe haber una revisión del alto costo de las puertas del coronavirus, a partir del 26 de enero de Estados Unidos y otros países están exigiendo antes de ingresar a esos países tienen que hacer las pruebas coronavirus, en Estados Unidos la prueba me costó $75 para poder regresar a mi país, pero aquí estamos viendo que se está cobrando $150 y creemos que este costo es demasiado alto y el gobierno debería analizarlo y hacerlo más accesible a la población, creemos que la transparencia del uso de recursos tiene que ser fundamental, creemos que debería de haber una mayor realización de prueba sólo se están permitiendo alrededor de 120 pruebas diarias cuando las líneas aéreas tienen 200 pasajeros, entonces creemos que se debe facilitar la autorización al mismo sector privado para que realicen esas pruebas”, dijo Healy.

Recibe las noticias más importantes directo a tu celular, únete a nuestro nuevo canal en Telegram, haz clic aquí

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ