Nicaragüenses pagan tres veces más al viajar a Estados Unidos

AFP

Viajar desde Nicaragua a Estados Unidos resulta 3.5 veces más caro en comparación a Costa Rica, manifestó el ex presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, (COSEP), José Adán Aguerri.

Según Aguerri, la negativa del régimen de Daniel Ortega de no revertir las medidas impuestas a las aerolíneas y los altos costos de la prueba de coronavirus, encarecen los costos de los boletos aéreos.

“Para un nicaragüense el boleto aéreo es 3.5 veces más caro para viajar. Un pasaje de Costa Rica a Miami si se compra hoy para las fechas del 27 de enero al 4 de febrero cuesta $277.32. Un pasaje de Managua a Miami en la misma aerolínea cuesta $1,241.33”, explicó Aguerri en redes sociales.

Si a esto, se le suma el requisito de la prueba negativa de COVID-19 para todos los pasajeros que entren a los Estados Unidos por vía aérea, en Nicaragua el valor de la prueba es 150 dólares debido a que está “centralizada” en el Ministerio de Salud.

“En el mismo ejemplo para un nicaragüense el costo de la prueba es al menos 90% más cara que para un costarricense. El costo de una prueba de COVID en Costa Rica puede andar en promedio en 80 dólares. El costo de una prueba de COVID en Nicaragua es de 150 dólares”, indicó el expresidente de Cosep.

LEER MÁS: Estados Unidos pedirá prueba negativa de covid-19 para todos los pasajeros que ingresen al país

Por ambos factores, boleto aéreo y prueba COVID-19, para un nicaragüense resulta 2.5 veces más caro viajar a Estados Unidos.

“Incluyendo el costo de la prueba de regreso de Usa a Nicaragua y Costa Rica, el viaje para un nicaragüense cuesta $1,441.33 y para un costarricense cuesta $407.32, es decir 2.5 veces más. Este costo equivale a más de cuatro veces el salario promedio mensual”, señala Aguerri. 

El ex líder gremial, considera que para un turista o viajero de negocio es “irracional” viajar a Nicaragua por los altos costos que representa, por lo cual optará por un lugar más barato.

“El viajero de negocios y el inversionista utilizarán los medios electrónicos en vez de viajar al país. Los resultados para los nicaragüenses de esta decisión, entre otros, son costos más altos para viajar, pérdidas de empleos, empresas limitadas en ventas y reducidas oportunidades de revertir esta situación mientras no cambien las exigencias”, señaló.

LEER MÁS: Sello Safe Travels no garantiza que turistas van a venir a Nicaragua, señala CANATUR

Aguerrí recomienda adaptar los protocolos de bioseguridad requeridos para las tripulaciones y las personas a los niveles internacionales, reducir el costo de la prueba del COVID y permitir la realización de pruebas en los hospitales y clínicas privadas.

SEGUIR LEYENDO: Prueba negativa del COVID-19 para ingresar a Estados Unidos "encarecerá" viajar a Nicaragua, dice Canatur

En conferencia de prensa virtual, Michael Healy, presidente de COSEP, insistió en la necesidad de revisar el costo de la prueba y facilitar la apertura a los hospitales y clínicas privadas.

“Creemos que debe haber una revisión del alto costo de las puertas del coronavirus, a partir del 26 de enero de Estados Unidos y otros países están exigiendo antes de ingresar a esos países tienen que hacer las pruebas coronavirus, en Estados Unidos la prueba me costó $75 para poder regresar a mi país, pero aquí estamos viendo que se está cobrando $150 y creemos que este costo es demasiado alto y el gobierno debería analizarlo y hacerlo más accesible a la población, creemos que la transparencia del uso de recursos tiene que ser fundamental, creemos que debería de haber una mayor realización de prueba sólo se están permitiendo alrededor de 120 pruebas diarias cuando las líneas aéreas tienen 200 pasajeros, entonces creemos que se debe facilitar la autorización al mismo sector privado para que realicen esas pruebas”, dijo Healy.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ