Ismael Cortez vende "el pan de cada día", su sueño es una panadería

Cortesía

Un gorro y una gabacha blanca, junto a una vitrina llena de pan y principalmente las ganas de salir adelante es la tarjeta de presentación de Ismael Cortez Rodríguez de 24 años, a quien la pandemia del coronavirus dejó sin empleo. El joven contó a 100%Noticias cómo surgió la idea de vestirse como Chef para atraer nuevos clientes y llevar a casa el “pan de cada día”.

Cortez narró a 100%Noticias que desde los 17 años se dedica a la venta de pan de forma ambulante desde la terminal de la Ruta 175 hasta la rotonda Universitaria en Managua. Sin embargo, la pandemia de la Covid-19 lo dejó sin clientes y empleo.

“Visitaba a mis clientes todos los días, pero me encontraba sin clientes, debido a la pandemia la gente desconfiaba de mí por el virus y se encerraba en sus casas, luego tuve una semana completa no vendía nada y no había empleo, lloré junto a mi esposa y dije tengo que buscar empleo en otra cosa, desde los 17 años vendo reposteria ambulante en la misma panadería hace 7 años”, contó a 100%Noticias.

Según el joven, la falta de clientes y oportunidades laborales lo obligaron a emigrar a México, pero su travesía no fue lo que esperaba, pues al mes siguiente regresó a Nicaragua con las manos vacías pero con nuevas ideas.

“Al no tener trabajo me aventuré a emigrar a México como indocumentado, pase muchas tristezas lo que pasa un inmigrante en un país donde no valés por tu cultura y tus raíces, trabajé en un restaurante por 50 pesos por 3 días, ni para comer me alcanzaba, luego en Chiapas mi primo Max Cortés me dio trabajo por una semana en el área de cocina y me decía que estudiara cocina y me preparara en curso en Nicaragua, pero el trabajo no era estable y regresé de tanta tristeza, pero me gusto como mi primo se miraba con su traje de Chef profesional y regrese con una mano adelante y otra atras”, dijo Cortez.

“Pan de cada día”
 

Al llegar a Nicaragua, el joven volvió a buscar trabajo en algunas panaderías, pero fue el “Buen Pan” el que le abrió las puertas para llevar el alimento a su hogar. Ismael se le ocurrió la idea de que le confeccionaran un traje de Chef para llamar la atención de nuevos clientes.

LEER MÁS: Expertos escépticos ante el optimismo económico del régimen de Daniel Ortega

“Pedí trabajo como empacador en la panadería, pero a la semana la señora me dijo que no me podía dar trabajo por la pandemia y falta de clientes, pero le dije un momento no me despida que le parece y trabajo de otra manera, usted me da tortas y galletas y luego por la tarde se las pago y así comencé, con el dinero de la venta de tomates compre una mesita plegable y en mi mente innovando como llamar la atención y atraer clientes y me acordé de mi primo Max que es Chef y le pedí a doña Dania que me regalara un gorrito y un delantal de panadero y vendía bastante y se me ocurrió que me hicieran un traje de Chef y vendía más y comencé a trabajar de lunes a lunes de 8 am hasta 5 pm, compartí la idea a mi hermana María Félix Cortez que ocuparamos los semáforos, ella el costado sur y yo el norte”, narró.

Según Ismael, a los dos meses se le ocurrió contratar gente de escasos recursos y que necesitaran un trabajo, el único requisito era higiene y buena presentación “Dios me bendijo con una vitrina y así trabajo con mi esposa Katherine Centeno y mi hermana, junto con dos vecinas y he tenido el honor de ustedes que me apoyaron dándome la oportunidad de darme a conocer mi historia, le doy grasias a Dios y a la señora Dania Chevez dueña de la panadería Buen Pan por ser generosa y brindarme apoyo”.

SEGUIR LEYENDO: Cosep demanda revisión de la tarifa eléctrica, proponen reducción del 20%

Ismael Cortez sueña con tener su propia panadería y estudiar una carrera técnica en la Academia del Pan en Monisa “Mis sueños es estudiar una carrera técnica en la Academia del Pan en Monisa y graduarme en prestigiosa academia, abrir una marca y crear una panadería y dar empleos a muchas personas, empacadores, panaderos, reposteros y agentes de ventas e impulsadores de ventas”, dice.

El joven Ismael vende riquísimas tortas de naranjas y una promoción permanente de galletas. Usted lo puede encontrar todos los días en los semáforos  del Memorial Sandino “Los invito a comprar y probar nuestros excelentes y sabrosas galletas de repostería a precio me lo llevo”, concluyó Cortez.

Subempleo

El PIB de Nicaragua decreció un -3,9 % en el 2019, y -4 % en el 2018, como producto de la crisis social y política que afecta al país desde hace 34 meses, según el Banco Central. 

El subempleo cerró en 46.3% en el tercer trimestre de 2020 en Nicaragua, indica el último informe del Instituto Nacional de Información de Desarrollo (INIDE), es decir que casi la mitad de la población nicaragüense ocupada en el mercado laboral está en el subempleo.

LEER MÁS: Subempleo y desempleo se mantendrá por “incertidumbre política” en 2021

El economista Maykell Marenco informó que en el primer trimestre la tasa de subempleo estaba en 44.8% y pasó al 46.3% en el tercer trimestre del 2020 “más de 1/3 de la población en el mercado laboral está en el subempleo, son personas que se formaron, se capacitaron, estudiaron en algún tipo de actividad profesión o carrera y no lo están desempeñando, están al margen de su perfil profesional está muy mal remunerados”.

Marencó explicó a 100%Noticias que los ciudadanos en el subempleo perciben la mitad del salario mínimo, remuneración que no alcanza para la adquisición de los 53 productos de la canasta básica. 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ