Exantimotin que se negó a reprimir en Nicaragua se encuentra hospitalizado en Costa Rica

Julio Cesar Espinoza Gallegos el antimotín, nicaragüense que se negó a reprimir las manifestaciones de abril de 2018, fue ingresado de emergencia a un hospital en San José, Costa Rica, luego que convulsionara en tres ocasiones seguidas, según reportó el medio digital Nicaragua Actual.

De acuerdo con el medio digital Nicaragua Actual se conoció que la tarde este sábado 24 de abril, Espinoza, sufrió varias convulsiones, que le provocaron desmayo, por lo que fue trasladado al hospital San Juan de Dios en San José.

Lea Más: Fanor Ramos, el ex policía que se negó a ser paramilitar en el 2018

Ahí fue intervenido, lo entubaron y conectaron a un respirador mecánico, dijo la fuente a Nicaragua Actual, producto de las convulsiones que lo dejaron inconsciente, pero horas más tarde reaccionó, y fue desconectado de los aparatos, pero nos indican que está inconsciente.

“Él está despierto, desorientado, no habla, desconoce, entonces no sabemos hasta dónde es la dimensión del daño cerebral que hay y qué consecuencias va a tener él, posterior a eso”, dijo a Nicaragua Actual, Ana Maria Hernández, conocida como la Enfermera Vandálica.

Espinoza dijo a Nicaragua Actual, durante la conmemoración del tercer aniversario de la sublevación civil, que el 19 de abril del 2018, mientras reprimía las manifestaciones civiles en Monino Masaya, fue lesionado por una piedra en la cabeza lo que dejó secuelas muy graves.

Lea Además: La historia del Preso Político Richard Saavedra, quien se negó a trabajar con los CPC de su barrio

“La orden que teníamos en ese momento era desalojar a esa gente hacia camino de oriente, después ellos llevaron a las turbas sandinistas en rutas con, palos, con artefactos de armas blancas a desalojar lo que fue la marcha del 18 de abril” expresó Gallego.

                                                   

El incidente permitió que fuera enviado de subsidio tres meses, momentos que aprovechó para ver la realidad que pasaba en Nicaragua. Lo que motivó a renunciar a que renunciara como oficial de la Policía de Nacional, eso ocurrió dijo Espinoza el seis de agosto, en Plaza El Sol, donde intentaron revocar la renuncia, con amenazas y hasta ofrecerles cargos dentro de la policía para que no desertara.

Lea Además: Se negó a ser informante de la Policía y lo detuvieron, la historia del preso político Marvin Castellón

Julio César Espinoza Gallegos fue condenado por la juez Nancy Aguirre a 15 años de cárcel por los delitos de terrorismo, crimen organizado, vandalismos, portación de armas, secuestro, tráfico de drogas, lavado de dinero y por traición a la patria. Pero fue puesto en libertad el dos de marzo de 2019, bajo la Ley de Amnistía que aprobaron los sandinistas en la Asamblea Nacional.

Espinoza llegó a Costa Rica en noviembre del año 2020, por amenazas y represalias contra él y su familia.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ