Policía allana casa y detiene a Tamara Dávila miembro de UNAB

La sancionada policía sandinista allanó la casa de la activista opositora Tamara Dávila, quien se encontraba al interior de su vivienda con su pequeña hija de 4 años de edad, confirmaron miembros de UNAMOS, del cual Dávila forma parte. El allanamiento es en el Mirador de Santo Domingo, lugar donde vive Dávila. 

Mientras se realizaba el allanamiento la Policía emitió un comunicado donde informaban de la detención de Daysi Tamara Dávila Rivas, a quien investigan la misma Ley 1055, "Ley de Defensa de los Derechos del pueblo a la independencia, la Soberanía y Autodeterminación para la Paz". Dicha ley la han aplicado a los otros líderes opositores detenidos porque según el régimen son "traidores a la patria".

Leer más: Senadores piden a Biden investigar fondos del Ejército de Nicaragua y revisar DR-CAFTA

Para Ana Margarita Vijil, tía de Dávila la detención es totalmente arbitraria, "demandamos el respeto a la integridad física de Tamara y demás personas que están dentro de la casa, este es un S.O.S de otra acción criminal de la dictadura Ortega Murillo" denunció Vijil quien demandó su liberación y de los demás presos políticos.

Según la policía Dávila fue detenida "por realizar actos que menoscaban la independencia, la soberanía y la autodeterminación, incitar a la injerencia extranjera en los asuntos internos, pedir intervenciones militares, organizarse con financiamiento de potencias extranjeras para ejecutar actos de terrorismo y desestabilización, proponer y gestionar bloqueos económicos, comerciales y de operaciones financieras en contra del país y sus instituciones, demandar, exaltar y aplaudir la imposición de sanciones contra el Estado de Nicaragua y sus ciudadanos, y lesionar los intereses supremos de la nación" dice el comunicado de la policía sandinista.

                                               

El Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca Más, así como el Centro Nicaragüense de Derechos Humanos CENIDH y la organización IMDefensoras condenaron la detención de Dávila, quien goza de medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH.

Siga leyendo: Unión Europea utilizará "todos sus instrumentos, incluidas medidas restrictivas", demandan libertad de opositores

"Al momento de la arbitraria e inconstitucional acción  policial Tamara se encontraba con su hija de 4 años de edad y otras 3 personas. En Nicaragua, con Tamara Dávila hay más de 130 personas presas políticas. Para todas ellas  exigimos libertad inmediata" demandó el Colectivo de Derechos Humanos. 

Dávila también es parte de la Unidad Nacional, UNAB y había estado denunciando la sustracción ilegal que hizo la policía hacia Violeta Granera, a quien le habían dictado casa por cárcel e inesperadamente la policía se la llevó a celdas de El Chipote.

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ