Álvaro Leiva alerta de nueva ola de refugiados nicaragüenses en Costa Rica

Esta organización de derechos humanos desde ya espera nueva oleada de exiliados.

Ante la profunda crisis sociopolítica y de violaciones de derechos humanos, encarcelamientos, secuestros y persecuciones que atraviesa el país, desde ya se está desarrollando una “bomba migratoria”, así lo ha advertido la Asociación nicaragüense Pro Derechos Humanos, la cual espera una nueva oleada de exiliados a Costa Rica.

“Se está desarrollando prácticamente una bomba migratoria, donde Costa Rica va hacer un país para que de inmediato se venga una ola de exiliados, para venirse a proteger o solicitar protección migratoria por parte de esos nicaragüenses que han sido víctimas o están siendo víctimas de esa profunda crisis de derechos humanos”, explica el doctor Álvaro Leiva secretario de la ANPDH.

Álvaro Leiva secretario de la ANPDH asegura que las solicitudes de refugio continúan.

Esta organización de derechos humanos manifiesta que los casos de solicitudes de refugio no se han detenido y que en estos momentos decenas de nicaragüenses están abandonando el país.

“Nosotros estamos recibiendo una gran cantidad de personas que están ingresando al país por diferentes puntos fronterizos y definitivamente es de alerta y grave para Costa Rica, para la región y para el mundo”, dijo Leiva.

El secretario de la ANPDH considera que con los últimos acontecimientos generados por Ortega y Murillo como son los secuestros a precandidatos presidenciales, opositores, empresarios y ahora hasta banqueros tratan de infundir el “caos” y el “miedo” entre la población para tratar de callar las voces críticas.

“Lo que está generando Ortega definitivamente a través de su régimen y Rosario Murillo es el caos, lo que ellos han sido expertos en crear caos, una alteración y una pérdida de paz social, la situación migratoria es un tema que ya esta activado, ya hay una gran cantidad de nicaragüenses que están saliendo del país, por diferentes fronteras por el norte y por el sur”, explicó Leiva.

La ANPDH considera que, con estos últimos acontecimientos, Daniel Ortega y Rosario Murillo llevaron al país “tristemente a un despeñadero”.

“Han llevado a Nicaragua a un despeñadero de derechos humanos, a un despeñadero de la democracia a través de sus actuaciones, no han sembrado más que dolor, luto y sangre en el pueblo nicaragüense”, refirió Leiva.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ