Báez: “Lo que fue posible en el pasado sigue siendo posible ahora”

Monseñor Silvio Baez expresó que nunca es preferible la tranquilidad de la “esclavitud” a la fatiga y a los riesgos del camino que lleva a la libertad, por lo cual llamó a los nicaraguenses a no confundir nunca el “sometimiento” con la tranquilidad, ni la “esclavitud” con la libertad.

En su homilía en la iglesia St.Agatha Catholic Church en Miami, Estados Unidos, el obispo Báez se refirió al pasaje bíblico en Éxodo 16,1 el cual relata que los israelitas habían sido liberados de la esclavitud de Egipto por la mano poderosa del Señor. Mientras caminaban por el desierto hacia la tierra que Dios les había prometido, sintieron hambre y se quejaron delante de Moisés y Aarón.

“Ojalá hubiéramos muerto a manos del Señor en Egipto, cuando nos sentábamos junto a las ollas de carne y comíamos pan hasta saciarnos. Ustedes nos han traído a este desierto para matar de hambre a toda esta multitud” indica el pasaje bíblico en éxodo 16,3.

LEER MÁS: Óscar Arias: "Nicaragua se va convertir en una dictadura cada día más cruel"

Al respecto, Monseñor Baez expresó que en algunas ocasiones los creyentes olvidan de que el desierto es sólo un lugar de paso que hay que atravesar y lo sienten como un lugar al que han llegado para morir.

“Los israelitas se olvidan de que el mismo Dios que los ha liberado en el pasado los conduce ahora por el camino. Han perdido la memoria. No recuerdan los prodigios que el Señor ha realizado en su favor y se sienten solos y esclavos como antes”, dijo Baez.

El religioso instó a los fieles a no perder de vista la meta a la que se encaminan, la tierra que el Señor ha prometido y que aguarda al final del camino. 

“Habiendo olvidado los prodigios realizados por el Señor en el pasado e incapaces de ver con confianza hacia el futuro prometido, quieren desandar el camino y volver atrás. (...) En la vida no faltan los momentos de desierto en los que surgen graves dificultades, aflora la conciencia de la propia debilidad y se experimenta temor, confusión y soledad. Cuando esto ocurre es necesario mantener viva la memoria y recordar lo que Dios ha hecho amorosamente por nosotros en el pasado”, manifestó 

El obispo auxiliar de Managua, expresó que Dios dará fuerzas y nos dispondrá a abrirnos a nuevas manifestaciones salvadoras “También en la historia de los pueblos que luchan por su liberación hay momentos en que las fuerzas parecen agotarse, se tiene la impresión de que no se ha avanzado nada y que todo ha sido inútil. Cuando esto ocurre hay que recordar el pasado y traer a la memoria los momentos en que hemos podido experimentar la libertad y la justicia como posibles”

SEGUIR LEYENDO: Senador Marco Rubio pide a Joe Biden reunirse con familiares de presos político y fortalecer "sanciones"

Para Báez, lo que fue posible en el pasado sigue siendo posible ahora, en referencia a los próximos comicios electorales en el que los nicaragüenses demandan elecciones libres y transparentes.

“Los pueblos no deben echar en el olvido las ocasiones en que han llegado a sentir que podían cambiar la historia. Este recuerdo fecunda el presente y nos anima a seguir caminando. A través de la memoria el Dios de la vida y de la libertad nos da fuerzas y anima nuestra esperanza en el esfuerzo por construir una nueva sociedad”, dijo Baez.

Monseñor enfatizó en que no hay que perder de vista la meta a la que el pueblo se encamina “por duro que sea el momento presente, no hay que olvidarse del final del camino. No hay que dejar de soñar. Cuando perdemos la capacidad de imaginar el futuro y ya no nos sentimos atraídos por el ideal al que nos encaminamos, agrandamos los problemas y nos volvemos prisioneros del presente como si fuera una situación definitiva”

LEER MÁS: Alianza Cívica: fórmula presidencial de CxL difícil promoverla porque no fue de consenso

“Entonces las ollas de carne de Egipto se idealizan y llegamos a creer que es necesario el Faraón. Nunca es preferible la tranquilidad de la esclavitud a la fatiga y a los riesgos del camino que lleva a la libertad. Los pueblos no deben confundir nunca el sometimiento con la tranquilidad ni la esclavitud con la libertad”, concluyó 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ