Monseñor Rolando Álvarez: “el dragón infernal quiere acabar con todo lo que representa esperanza”

Monseñor Rolando Álvarez expresó que Nicaragua vive momentos trágicos porque el “dragón infernal” quiere acabar con todo lo que representa esperanza, por eso instó a los creyentes a no tener “miedo” porque no podrán robar la tenacidad de construir una nueva Nicaragua.

“Lucha encarnizada entre el bien y el mal que como el dragón infernal quiere acabar con todo lo que encuentra a su paso, se enciende de furia y de ira ante todo aquello que represente un signo de esperanza, es una fuerza descontrolada y aparentemente devastadora infernal que con su cola quiere barrer con la historia” dijo Álvarez.

LEER MÁS: Cancillería de Nicaragua ataca a Costa Rica "falaz" y "peliculero" pese a que Ortega y Murillo fueron refugiados

El obispo manifestó que la esperanza se alzará como el “Ave Fénix” por eso instó a los fieles a no tener “miedo” y gritar por la paz, justicia y libertad.

“Intentan imperar e imponerse la historia cerrando toda puerta o ventana de esperanza (...) nuestra esperanza se levanta se alza como el Ave Fénix y remonta el vuelo no llenamos de fuerza de energía, de vigor, de entusiasmo interior para gritar sin miedo en los templos, en nuestras casas, en nuestra familia, en nuestros caseríos, cascadas y quebradas en las montañas y en nuestras ciudades que el amor ha vencido al odio, que la esperanza vence a la desesperanza, que no nos robaran la fuerza, no nos robaran la energía interior, ni la tenacidad de construir una nueva Nicaragua, un cambio en nuestra sociedad, no nos robaran nuestros anhelos de paz, de justicia y libertad”, indicó 

Álvarez dijo que el pueblo nicaragüense resurgirá de las cenizas porque la libertad no es una dádiva porque Cristo nos liberó.  

 “Hoy nos subimos a los tejados para gritar sin miedo que el pueblo nicaragüense está vivo y seguirá vivo porque es un pueblo que cree, que lucha, que trabaja por su dignidad, gritar sin miedo porque somos dignos, somos libres y porque somos libres no tenemos miedo y porque no tenemos miedo seguiremos esperando, trabajando por nuestra paz, nuestra libertad y seguiremos repitiendo que para ser libres nos liberó Cristo no para ser esclavo porque la esclavitud ya terminó las cadenas ya han sido rotas (...) somos un pueblo que somos capaces de resurgir hasta de las cenizas porque la libertad viene del pueblo no es una dádiva ni un regalo de nadie ni es algo que puedan quitar ni el poder ni la explotación”, dijo. 

SEGUIR LEYENDO: Reino Unido: elecciones en Nicaragua carecerán de credibilidad

Para Álvarez, ya llegó la hora de la victoria “Dios mi Salvador porque de arriba del trono derriba el trono a los poderosos y exalta a los humildes acercándose acordándose de su misericordia en ayuda de Israel, su pueblo en ayuda Nicaragua su pueblo”

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ