Ciudadana en Bluefields detecta, graba a estafador y escapa a ser víctima de banda delincuencial

La ciudadana Denovi López escapó de ser estafada por una banda delincuencial que opera saqueando cuentas bancarias. El modo de operar es sencillo: se contactan vía telefónica, solicitan un servicio y luego preguntan si tienen banca en línea.

López denunció que recibió una llamada telefónica de un hombre que se identificó como Mario Guerrero quien supuestamente estaba interesado en el alquiler de unos cuartos para unos trabajadores.

“Solicitaba 5 habitaciones para 10 trabajadores 2 en cada habitación yo le dije que solamente tenía 2 habitaciones disponibles, dijo que no había problema que él me iba a depositar el dinero a una cuenta, que si tengo cuenta que se la facilite para que me haga el depósito, yo no solicitó dinero por adelantado, cuando me pide el número de cuenta me pregunta que si tengo Bancanet le dije que no, entonces insiste que si tengo o algún familiar que tenga venga Bancanet para que me haga el depósito, yo le dije que no veo necesario eso”, expresó López.

LEER MÁS: Fallece sacerdote Francisco Valdivia Lazo de Estelí en medio de ola de covid-19 en Nicaragua

La denunciante explica que inmediatamente sospechó que se trataba de una estafa por la insistencia en una banca en línea “le dije que me enviará una captura del baucher y yo verificaría si el dinero fue depositado, sigue insistiendo entonces yo lo le dije me suena a estafa porque no es necesario que yo entre a Bancanet para poder recibir una transacción, entonces me dice que no va a poder hacer el depósito, yo le dije perfecto no hay ningún problema bloquee el número para no seguir la conversación”

López presentó los mensajes de voz del estafador “No podríamos hacer nada, necesito el número de cuenta el cual utilice Bancanet, igualmente usted puede pedir a un hermano o familiar, si no se puede buscaré otros alquileres” dice el delincuente

El sujeto que se identifica como Mario Guerrero logró estafar a la ciudadana Nazira Pineda por la suma de casi 18 mil dólares.

A través de llamadas

Una de las formas más comunes de fraude es por medio de llamada telefónica. Consiste en un supuesto aviso del banco, que informa sobre un problema informático o movimientos inusuales en tus cuentas o tarjetas.

La persona al otro lado de la línea con frecuencia utiliza similar protocolo de atención al cliente y en algunos casos hasta ponen de fondo música o mensajes publicitarios del banco.

La trampa consiste en que por “tu seguridad” te pedirán que brindés tus datos de acceso bancarios, así como credenciales para supuestamente confirmar tu identidad y evitar el robo, cuando realmente el robo está en proceso.

SEGUIR LEYENDO: Cid Gallup: Daniel Ortega el peor y Nayib Bukele con la mejor imagen

Se han reportado casos en los que incluso realizan una llamada tripartita entre el cliente, un supuesto agente del banco y un tercero.

Si recibe una llamada de este tipo, lo mejor es terminar la comunicación y de inmediato contactar a tu banco a través del número oficial de atención al cliente, y notificá el incidente.

Por correo electrónico

Otro de los fraudes en línea más comunes es por medio de correo electrónico, donde los defraudares pueden recrear sitios web parecidos a una entidad bancaria y enviar el enlace a su dirección de correo que en algún momento pedirá sus datos de acceso e información personal.

Por eso no debemos abrir cualquier enlace que nos llegue por correo, sino que se debe verificar antes, pues aunque no llegara a introducir información delicada, también podría ser un enlace de descarga a programas maliciosos que dan acceso a controlar su dispositivo (celular, computadora o tableta) y así obtener la información que necesitan saber para sustraerte dinero de tus cuentas.

LEER MÁS: Obispos en Nicaragua valoran posibilidad de suspender misas presenciales por muerte de sacerdotes por covid-19

Antes de abrir cualquier enlace verificá que sea el sitio web oficial del banco. Lo mejor es digitar nosotros mismos el enlace, en lugar de dar clic a uno que nos llegue.

Asimismo, debemos verificar los elementos de seguridad de cada página que visitamos: que tenga candado de seguridad, seguido de https:// y el nombre del banco del sitio sin errores ortográficos.

Consejos para no ser víctima de fraudes

Para no caer en ninguna de estas trampas la primera medida que debés aplicar es desconfiar de cualquier contacto que establezcan personas que no conocés –sin importar la vía– y más si es bajo la excusa de una alerta de seguridad, de favorecerte con algo o de comprarte algo que estés vendiendo.

  • El segundo consejo es no brindar bajo ninguna circunstancia tu información sensible, tales como:  
  • Usuario o contraseña de banca en línea.
  • Dirección y Contraseña de correo electrónico.
  • Numeración o PIN de tus tarjetas.
  • Códigos o PIN para transferencias

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ