¿Están interesados los jóvenes por estudiar periodismo en Nicaragua?

La persecución del gobierno del presidente Daniel Ortega contra los periodistas ha apagado el interés de los jóvenes para estudiar periodismo, comenta un profesor.

MANAGUA - Salomón Manzanares tiene 14 años de trabajar como profesor en la carrera de periodismo o comunicación social.

Proveniente de León, una de las ciudades más convulsas de Nicaragua y en donde ejercer el periodismo es mucho más riesgoso que cualquier otro punto del país, señala que ha sido testigo en cómo ha venido reduciéndose cada vez más el interés de algunos estudiantes para continuar en la carrera.

“De 50 interesados han quedado tal vez unos siete”, dice el profesor, quien anteriormente impartía clases en tres diferentes universidades, pero ante la falta de demanda, se suspendió la carrera.

Manzanares comenta a la Voz de América que “el contexto social y político no ha sido el apropiado para la carrera del periodismo desde hace dos o tres años y tal vez en menos escala hace cinco años, sin embargo, seguimos enseñando periodismo”.

Salir con una cámara a grabar algún punto céntrico en León con sus alumnos es visto como una amenaza para los operadores del gobierno del presidente Daniel Ortega, que se mantienen en varios puntos vigilando cualquier movimiento inusual, señala.

LEER MÁS: Nicaragua continúa con la vacunación en medio de repunte de casos de covid-19

Relata que el ambiente se torna hostil y por ello prefiere no arriesgar a los estudiantes. La mayoría de las clases son teóricas. “En la medida de lo posible se dan algunas clases prácticas”.

“Ha habido una disminución en término de cantidad. En las universidades había alrededor de 200 estudiantes de periodismo, pero ahora se considera algo peligroso”, dijo.

Por otro lado, expresa que “el muchacho, una vez que se graduaba, quizás no encontraba el empleo. La misma crisis política hizo que empresas de comunicación cerraran. También hay presión de las familias, no querían que sus hijos se involucraran en lo político”.

Nicaragua peor que Cuba y Venezuela, dice Fundamedios

Las agresiones contra los periodistas se incrementaron desde 2018, cuando comenzó la crisis sociopolítica en Nicaragua.

Al menos cinco periodistas han sido encarcelados y acusados de varios delitos, como la directora del Canal 100% Noticias, Lucía Pineda Ubau, y Miguel Mora.

En este año electoral la situación se agudizó aún más, al punto de que el último periódico impreso de circulación nacional que quedaba en Nicaragua suspendió operaciones por un bloqueo a su materia prima.

Un informe de agresiones a periodistas publicado por el periódico La Prensa contabilizó solo en el mes de junio 23 denuncias de violaciones a la Libertad de Prensa.

SEGUIR LEYENDO: Opositores Medardo Mairena, Freddy Navas, Pedro Mena y Mauricio Díaz fueron visitados por familiares

Desde ataques y agresiones hasta detenciones arbitrarias y procesos civiles y penales, han sido contabilizados por La Prensa.

Por esa razón, varios medios como Confidencial, La Prensa, Nicaragua Investiga, Divergentes, Despacho 505, entre otros, han optado por suprimir la firma de los redactores de los artículos periodísticos.

“Esta medida transitoria y de emergencia, tiene la finalidad de proteger la integridad de los periodistas amenazada a todos los niveles”, señala el informe del periódico La Prensa que hoy queda únicamente en digital.

Esta semana, un grupo de organizaciones pidió más acciones de la comunidad internacional, y ahondó sobre el deterioro progresivo de la libertad de prensa en Latinoamérica, incluido Cuba, Venezuela y Nicaragua.

La directora de Fundamedios para Estados Unidos, Dagmar Thiel, comentó a la VOA tras participar en la charla organizada por el National Press Club, que estos tres países han entrado en una crisis profunda para ejercer el periodismo.

Thiel denunció “el arresto arbitrario” de cinco periodistas y un gerente general de un periódico en Nicaragua (La Prensa) e hizo un llamado a la “solidaridad de los periodistas por todo el mundo para que pidan su liberación”.

“El periodismo no es un crimen y tenemos que ser solidarios con ellos… Tal parece que el gobierno de Nicaragua ha sobrepasado al de Cuba y al de Venezuela” concluyó Thiel tras un conversatorio.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ