Monseñor Báez denuncia censura a periodistas, tortura, aislamiento en cárceles y grave situación del covid-19

Monseñor Silvio Báez en su homilía de este domingo abogó por la liberación de las presas y presos políticos en Nicaragua, al conocerse esta semana de las torturas sicológicas, aislamiento injusto al que han sido sometido el grupo de líderes de la oposición a quienes sus familiares visitaron por primera vez después de 70, 80 y hasta 90 días de no conocer su paradero exacto y sin tener prueba de vida. El obispo Báez explicó en su homilía el pasaje bíblico de la sanación que hizo Jesús a un hombre sordo y mudo.

“Hablando de sordera y de mudez, recordemos a quienes, en algunos de nuestros países, han sido llevados arbitrariamente a la cárcel por motivos políticos. Es intolerable que estas personas sean sometidas a crueles torturas psicológicas y vivan en condiciones inhumanas, sin ver a sus familiares, aisladas del mundo y obligadas a un doloroso aislamiento" reprochó Báez

Recuerde Leer: Régimen realiza audiencia secreta a más opositores en El Chipote, denuncia CENIDH

Y denunció que "esto no es un asunto simplemente político o de carácter judicial. Es una crisis humanitaria. Quienes creemos que Jesús le abrió los oídos y le soltó la lengua al hombre sordo mudo, no podemos tolerar que haya personas sometidas a estos maltratos y a tal aislamiento. ¡Hacer sufrir a un ser humano es atentar contra la santidad de Dios! Es urgente que la comunidad internacional y las organizaciones humanitarias intervengan para superar esta injusta situación y exijan la inmediata liberación de estas personas” demandó Monseñor Báez.

                                                              

El obispo auxiliar de Managua exiliado en Estados Unidos, criticó a las dictaduras y gobiernos autoritarios que imponen la censura, persecución al pueblo y periodistas para que reine el silencio y no se denuncien las injusticias.

“Hoy padecemos también en muchos de nuestros países una grave crisis de sordera y mudez a nivel social. Los gobiernos autoritarios quieren pueblos “sordos y mudos”. Quieren pueblos “sordos” que no estén informados de lo que ocurre, para poder así ocultar sus crímenes y actos de corrupción y manipular y someter más fácilmente a la gente. Por eso, las dictaduras ejercen férreas censuras de prensa, confiscan medios de comunicación y persiguen a periodistas y comunicadores. Sin embargo, Jesús no nos quiere sordos. Hay que rebelarse frente a esta cultura del silencio. Superar la sordera social es un camino de libertad" expresó Báez en su homilía.

De igual manera el religioso señaló que los que evitan denunciar las injusticias por miedo o por conservar sus privilegios se convierten en cómplices de estos gobiernos autoritarios.

“Los gobiernos autoritarios también quieren pueblos “mudos”, pues no toleran ninguna voz crítica o disidente. Sin embargo, Jesús no nos quiere mudos. No permitamos que nos roben la voz. Con el miedo y la represión intentan acallar a la sociedad. Hay que superar continuamente el silencio de la indiferencia y denunciar todo lo que en la vida social contradice el proyecto de Dios y atropella la dignidad de los seres humanos. No hay que caer nunca en la mudez de quien, evitando denunciar la injusticia por miedo o por conservar sus privilegios, se vuelve cómplice de un sistema injusto. Superar la mudez social es un camino de libertad” manifestó Monseñor.

Protegernos ante Covid-19

Por otro lado, el obispo Silvio Báez, exhortó al pueblo a seguir las recomendaciones médicas para cuidarse de contagiarse del coronavirus y así cuidar a los demás. El llamado al auto cuido lo realiza en medio de las más de 4.500 actividades de aglomeración y propagación que invitó el régimen en Nicaragua durante el mes de septiembre. 

                                                  

“La experiencia de la pandemia del Covid 19 nos ha enseñado que todos, sin excepción, somos débiles y vulnerables y que tenemos que cuidarnos y cuidar de los demás. La salud de uno depende de la salud del otro" destacó.

LEER MÁS: Opositores José Pallais demacrado y Violeta Granera "flaquísima", relatan familiares

Pidió a seguir los pasos de "Jesús a cuidar la salud y la vida", y demandó a que "seamos responsables para cuidarnos, evitar el contagio y no volvernos inconscientes propagadores del virus" dijo Báez.

Indicó que "si el Estado como primer responsable de la salud pública no cuida la vida de las personas, tenemos que hacerlo nosotros. La situación sigue siendo muy grave. Evitemos las aglomeraciones y observemos las normas de higiene ya conocidas: uso de la mascarilla, distanciamiento y lavado de manos. La vida de todos está en riesgo. Cuidemos la salud y la vida como lo hacía Jesús” enfatizó Báez.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ