UNAB denuncia graves violaciones de derechos humanos a reos políticos en Nicaragua

La Unidad Nacional Azul y Blanco solicita a Cruz Roja Internacional que presione al dictador y su esposa para que les permita el ingreso a las cárceles de El Chipote para verificar el estado de salud de los presos políticos, quienes muestran afectaciones en su salud.
Confidencial

Miembros de la Unidad Nacional Azul y Blanco (Unab) mediante una carta denunciaron la "grave situación" en las que se encuentran los reos políticos de la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, quienes se encuentran en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial, en Managua.

De igual manera, denunciaron las arbitrariedades que se están cometiendo durante el proceso de investigaciones, audiencias y acusaciones por parte de la dictadura que parece estar empeñada en acabar con la humanidad de los secuestrados.

Lea más: Construirán parque Rubén Darío dedicado a comunidad Nicaragüense en Estados Unidos

En el caso de el politólogo José Antonio Peraza, miembro del consejo político de la Unidad Nacional Azul y Blanco, la organización política denunció que "los custodios de El Chipote no le están pasando los alimentos y el agua que diariamente le llevan sus familiares", se lee en el documento emitido la mañana de este viernes.

De acuerdo con  la demuncia realizada por los miembros de la Unab, fue el mismo José Antonio quien comunicó a sus familiares durante la última y única visita, la falta de acceso al agua potable y además denunció que los carceleros no le entregan los víveres que sus familiares les hacen llegar.

Aislasdas y sin derecho a lentes

En el caso de Tamara Dávila, dirigente de Unamos y miembro de l consejo politico de la Unidad Nacional, la organización denunció que los agentes de la sancionada Policía Sandinista la mantienen en "aislamiento total"."Tememos y alertamos por las vidas de ellas y ellos, quienes corren un riesgo inminente de daños irreversibles a su integridad física y sicológica", se lee en el documento.

De igual manera, la Unab denunció que en el caso de Ana Margarita Vigil, también miembro de Unamos y del Consejo Político de la Unidad Nacional Azul y Blanco, los verdugos de El Chipote no les permiten recibir unos lentes que requiere.

"Denunciamos que las autoridades policiales le negaron (a Ana Margarita Vigil) la autorización de recibir unos nuevos lentes, ya que los anteriores no le quedan en su rostro por la delgadez extrema en la que se encuentra, debido a las condiciones carcelarias a las que son sometidos", añade el documento.

Llamado a Cruz Roja Internacional

Ante las "graves violaciones" a los derechos humanos de los detenidos, la Unab hace un llamado urgente a la Cruz Roja Internacional para que soliciten ingresar a las temidas cárceles de El Chipote y verificar el estado de salud de los secuestrados, quienes llevan más de 60 días de estar tras las rejas de la sancionada Policía.

Lea además: Familiares de presos políticos demandan visitas periódicas en condiciones de privacidad

"Llamamos a la Cruz Roja Internacional a presionar más al régimen para que les permitan ingresar a las cárceles de El Chipote y La Modelo, para verificar las condiciones de salud y tratar medicamente a cada persona presa política", indica el documento.

"Sabemos que, pese a las denuncias,aún están recibiendo una mala alimentación, la cual les deteriora el físico por la pérdida extrema de peso y les causa enfermedades gastrointestinales", se lee en la denuncia.

Los dirigentes de la Unab también denunciaron que las luces de las celdas de algunos de los secuestrados políticos "permanecen encendida las 24 horas" y que "prosiguen los extensos interrogatorios exhaustivos hasta tres veces al día".

Sin derecho a abrigos

Los familiares de los presos políticos también denunciaron que los carceleros tampoco reciben los medicamentos de los secuestrados.

"Hay desorden en la administración de los medicamentos de quienes tienen diferentes padecimientos. Siguen sin permitir el ingreso de abrigos y sabanas para evitar el frío extremo en las madrugadas", señalan en el comunicado.

Lea también: Congreso de EEUU insiste en respuesta internacional alineada contra Daniel Ortega en Nicaragua

"Estos actos representan claramente una tortura en contra de la integridad física y sicológica de cada una de las presas y presos políticos. Las autoridades de Auxilio Judicial, incluso, han hecho caso omiso a las resoluciones emitidas por los jueces durante las audiencias, en donde se garantiza las visitas de sus familiares y entrevistas con sus abogados personales", añade la denuncia de la Unab.

La Unidad Nacional tiene a 12 integrantes bajo secuestro: Félix Maradiaga, Violeta Granera, Tamara Dávila, José Antonio Peraza, Róger Reyes, Ana Margarita Vijil, Suyén Barahona, Víctor Hugo Tinoco, Hugo Torres, Dora María Téllez, Alex Hernández y Yader Parajón.

"Nuestras demandas de libertad son para las más de 150 personas presas políticas, entre ellas algunas que llevan más de dos o tres años en las mazmorras del régimen", finaliza el comunicado.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ