Álvarez: “Nicaragua se desangra por la migración, familias enteras en ese desierto, en caravanas de soledad, muerte y dolor”

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la diócesis de Estelí, lamentó que las familias nicaragüenses estén “desangrándose” por la migración ocasionada por la falta de empleo.

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la diócesis de Matagalpa y administrador apostólico de la diócesis de Estelí, lamentó que las familias nicaragüenses estén “desangrándose” por la migración ocasionada por la falta de empleo.

La mañana de este jueves, monseñor Rolando Álvarez celebró una eucaristía en la iglesia San Jerónimo, ubicada en el municipio de Sususcayán, en el departamento de Nueva Segovia, en donde llamó a los nicaragüenses a mantener la fe en medio de las dificultades.

Lea: Emprendedores: el abogado que se volvió químico en Nicaragua

“Nicaragua vive momentos bien difíciles, momento donde a veces pareciera donde una densa oscuridad como en la noche deviene sobre nosotros, (sentimos) momentos como que a veces uno en el horizonte lo que ve son nubarrones, momentos de confusión, a veces de tristeza por toda la situación que se vive a nivel social, a nivel político, a nivel económico y a nivel de la migración”, expresó durante la homilía monseñor rolando Álvarez.

Nicaragua se desangra

El  religioso también expresó que las situaciones por las que pasan la mayoría de las familias y algunos sacerdotes de su diócesis  le “duelen en el alma”.

“Familias enteras ahí se han ido (del país), mamá, papá, niños, en ese desierto de caravana, soledad y muerte… De dolor”, añadió el religioso.

“Nicaragua se desangra por la migración, nos estamos desangrando por la migración. Cuanta pérdida para Nicaragua con todos esos hermanos que migran a otros países principalmente a Estados Unidos, es  una pérdida porque unos mueren en el camino y mucho ya no volverán. Ya no tendremos aquí en nuestras comunidades y nuestras casas a toda esa gente buena, laboriosa, trabajadora, misionera, luchadora, emprendedora, ya no las tendremos, ni las tememos, ¿ven por que nos desangramos por la migración?”, continuó el obispo de Matagalpa.

Lea más: EEUU remueve al agregado de defensa en Managua tras exaltar al Ejército de Nicaragua

Monseñor Álvarez explicó que “el dolor de las familias desintegradas es porque el papá y la mamá ya no está con ellos”.

El prelado también lamentó los decesos que ha causado la pandemia del Covid-19 en Nicaragua, en donde la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo no han implementado medidas de prevención y por el contrario, realizan actividades masivas, exponiendo a las personas al contagio.

“Nicaragua también se desangra por la pandemia, cuanta gente enferma hay que hoy las recordamos. Nos duele en el alma todo eso, todo eso nos desangra como pueblo, nos desangra la situación social, política, económica, la pandemia, nos desangran los muertos”, detalló el religioso.

Además: Sepultan a madre e hijas que murieron electrocutadas por una cerca en Matagalpa

Álvarez también pidió a los nicaragüenses a vivir con sabiduría en estos tiempos difíciles por los que atraviesa el país.

“Hoy es un día que brilla en Nicaragua porque hoy San Jerónimo nos enseña el camino para la sabiduría”, finalizó el prelado.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ