Emprendedores: el abogado que se volvió químico en Nicaragua

Moisés Cuadra es un abogado de profesión que aprendió la química de su madre. En plena pandemia idearon el agua boricada que además de ser bactericida y virusida también sirve para matar a la Covid-19.
100% Noticias

A simple vista se le ve serio y uno puede creer que es malhumorado, pero tras pasar los minutos platicando con él, Moisés Cuadra Gutiérrez muestra su lado amable y con mucha confianza comparte las experiencias de cómo inició su laboratorio químico.

Cuadra Gutiérrez es un tipo de estatura media y usa una de esas barbas como de poeta leonés. Abogado de profesión pero químico de corazón, decidió incursionar en el mundo del negocio de desinfectantes “gracias a una amiga”, la que se dedicaba a comercializar productos de aseo de viviendas, cuenta Moisés Cuadra Gutiérrez.

Lea: Negocios promueven aglomeración, ofrecen descuentos al presentar tarjetas de vacuna contra la Covid-19 en Nicaragua

El papá de Moisés fue piloto de avión y su mamá es química farmacéutica, por lo que es de suponer que de niño, poco le faltó y le procuraron buena educación. No solo decidió prepararse en la vida para depender por si solo como abogado, sino que quiso emprender y en el 2018 creó su propio laboratorio químico, al que nombró Cuadra Company, por llevar su apellido y estar en sociedad familiar.

En el negocio, que fue creado con mil dólares a raíz de la muerte de su papá, trabaja junto a su mamá y otro hermano. Ambos se encargan de preparar los productos y distribuirlos en Managua y en el occidente del país, mientras que su madre les enseña cómo prepararlos y mantener la calidad de los productos.

“El negocio inició porque una amiga mía vendía productos desinfectantes y mi mamá me dijo que por qué no los hacía yo y que le diera a vender a ella. Mi mamá me enseñó a elaborarlos y así fue como realmente inicié”, cuenta con orgullo el joven originario de Managua.

Innovación

Debido a la emergencia sanitaria ocasionada en los primeros meses del año pasado con la llegada del Covid-19 a Nicaragua, su empresa comenzó a producir el alcalino, llamado agua boricada con base alcohólica y ácido bórico con alto poder para matar virus y bacterias.

Lea más: Nicaragua: cinco embarazadas muertas por covid-19 en Nicaragua en últimos dos meses

“El agua boricada tiene un PH alcalino de 10, en la industria farmacéutica es utilizado para crear las gotas de desinfección de oídos, ojos y en algunos casos para desinfectar heridas. Al caer el agua boricada sobre el virus de la Covid, automáticamente le desbarata la capa de proteínas, matándolo por completo”, explica el emprendedor.

Parte de los productos que Moisés elabora en su laboratorio químico. Foto: 100% Noticias

La pequeña empresa ha crecido. Un viejo amigo de Moisés, ingeniero industrial de profesión, le instaló un sistema de llenado de galones, lo que les ha permitido “avanzar rápido en el proceso de llenado, evitar el desperdicio del producto y además que deja el peso exacto”, explica al mismo tiempo que enseña los equipos de trabajo.

Con esta nueva técnica de llenado, ahora producen 300 galones en una hora, lo que les ha permitido abastecer a sus clientes sin problema alguno.

En el pequeño laboratorio ubicado en Managua, esta familia produce jabón líquido, cloro industrial y doméstico, además de exquisitas fragancias de desinfectantes para piso. Así también oxicalcium para desinfectar frutas y verdura, y el agua boricada que es de uso tópico.

Deseos de crecer

Esta familia se siente orgullosa de sus logros. “Queremos ser una empresa nicaragüense y posicionarnos en el país. Cuando miran mi producto no lo miran nica y eso es bueno. Queremos cambiar pensamientos de que también lo nica es bueno”, afirma.

“Hay que ser metido en lo bueno”, dice Cuadra Gutiérrez y relata que el éxito de la empresa se debe que su hermano y socio “es ingeniero industrial y él mejora las técnicas” del negocio para su crecimiento.

Lea también: Estrés, discusiones, cansancio y comercio, en largas filas para vacunarse en Nicaragua

“Al final todo es inversión”, dice el cumiche de la familia, al aconsejar a los nicaragüenses que están con el ánimo de emprender a “pensar primero en el proyecto, cómo lo harás e iniciar poco a poco. A veces uno se frustra, pero somos constantes y hasta nos sacrificamos en no tomarnos un jugo para invertir en el negocio”, cuenta Moisés, el menor de cuatro hermanos.

Dice que no le gusta aprovecharse de las personas, por lo que sus productos de calidad los vende a costos accesibles. “Tenemos que ayudar a los demás”, dice. “Incluso a la competencia”, agrega.

“Si puedo ayudar, ayudo y comparto información. No corto las alas a nadie”, dice con entusiasmo. Afirma que su pasión es explicar detalladamente la forma en que elabora sus productos  y para que pueden ser utilizados.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ