Indígenas mayagnas denuncian “genocidio” y “exterminio” de su comunidad

Ante los últimos hechos de violencia y la falta de interés de parte de la dictadura para aclarar la masacre, los mayagnas denunciaron ante la Comunidad Internacional el "exterminio" que sufren y al mismo tiempo urgieron al dictador medidas para “salvaguardar la vida y el territorio de los comunitarios de los pueblos originarios Mayagna del territorio Sauni As”.
Cortesía

Ante la última masacre perpetrada por colonos armados contra otro grupo de indígenas de la comunidad Sauni As, en el Caribe Norte de Nicaragua, los mayagnas denunciaron la grave “situación de emergencia y el alto grado de vulnerabilidad” que viven los comunitarios “frente al tráfico ilegal” de sus tierras, así como “la usurpación, la invasión y las constantes amenazas, asesinatos a comunitarios, el despojo, el deterioro ambiental y la violación de sus derechos humanos”, situación que han catalogado como “discriminación, genocidio, etnocidio y exterminio del pueblo mayagna y de la biodiversidad de ecológica de la Reserva de Biósfera Bosawas”, denunciaron mediante un comunicado.

Lea: Mujeres Mayagnas fueron violadas por colonos, una desmembrada y sus maridos asesinados en frente de ellas

“La resistencia y la lucha del territorio Mayagna Sauni AS, siempre ha sido de manera conjunta con otros territorios de pueblos originarios de la Costa Caribe, desde mucho más antes de la época colonial hasta la fecha. La historia de lucha de los pueblos originarios Mayagna, ha sido la tierra, motivo de vida para el pueblo mayagna y por otro lado ambición desmedida de los ganaderos, roba tierras y comerciantes a la madre naturaleza”, se lee en el comunicado.

La última masacre

De acuerdo con el relato de los afectados, plasmado en el documento, los mayagnas denunciaron que a 41 días después de la masacre del pasado 23 de agosto en Kiwakunbai, “nuevamente el día lunes 4 de octubre de 2021 fueron atacado por grupos armados e invasores, quienes llegaron a eso de las 4 de la tarde a la comunidad Kimakuas (conocido como Tigre Negro) dentro del territorio mayagnaSauni As, en donde se encontraba trabajando el señor Martiniano Macario Samuel de 41 años de edad y quien dejó en orfandad a 7 hijos (4 varones y 3 mujeres)”, denunciaron el comunicado.

La víctima se encontraba junto a otras 10 personas realizando labores de minería artesanal cuando fueron secuestrados. “Los condujeron a unos 200 metros del lugar donde se encontraban (trabajando) y lo asesinaron cruelmente”, evidenciaron en el documento.

Ante los últimos hechos de violencia y la falta de interés de parte de la dictadura para aclarar la masacre, los mayagnas denunciaron ante la Comunidad Internacional y al mismo tiempo urgieron al dictador que cree los mecanismos necesarios para “salvaguardar la vida y el territorio de los comunitarios de los pueblos originarios Mayagna del territorio Sauni As”.

Lea más: Otro mayagna muerto en nuevo ataque indígena por colonos en Nicaragua

Los indígenas también denunciaron que desde hace años han llevado propuestas al gobierno central para buscar soluciones a los problemas de invasiones de tierra, pero contrario a encontrar soluciones existen “prácticas indebidas y omisiones en los procesos de aplicación de instrumentos legales e internacionales”, añade el documento.

Los mayagnas afirmaron no continuar “tolerando la criminalización, asesinatos y despojos territoriales y al exterminio”.

Piden diálogo

En el documento, los mayagnas plantean tres propuestas para solucionar la crisis en donde personas armadas están decididas a exterminarlos.

Dentro de los planteamiento urgen “al presidente de la República de Nicaragua, instaurar una instancia de diálogo franco y directo para el saneamiento de nuestro territorio de forma inmediata”.

Lea también: Colonos atacan a indígenas en reserva Bosawas y dejan 13 muertos, denuncia Fundación del Río

Como segundo punto solicitan de manera urgente “a las instituciones de seguridad y orden público del Estado de Nicaragüense, desarticular, desmantelar y llevar al estrado de justicia a aquellos criminales que continúan asesinándonos y destruyéndonos”, se lee en el comunicado.

Como último punto, los mayagnas solicitan de manera urgente a los organismos de Derechos Humanos internacionales a que se pronuncien sobre las masacres que han dejado a más de 15 personas fallecidas.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ