Iglesia católica sugiere evitar aglomeraciones durante fiestas de La Purísima, Navidad y Año nuevo

El arzobispo de Managua también detalló que durante las misas en honor a las festividades marianas y navideñas es importante que se continúen aplicando las medidas sanitarias ya establecidas.
La Prensa

Por segundo año consecutivo, la Iglesia Católica de la Arquidiócesis de Managua orientó a la feligresía celebrar las fiestas en honor a la Purísima inmaculada Concepción de María, Navidad y Año Nuevo en un “ambiente familiar”, al mismo tiempo que compartieron una serie de medidas para evitar la propagación de la Covid-19, en las que incluyen la suspensión de procesiones y otras actividades que impliquen aglomeraciones.

“Teniendo en consideración la responsable actitud de todos en favor de cuidar la salud y vida, el avance de la vacunación y sobre todo la responsable y creativa devoción de nuestros fieles, quiero renovar mis recomendaciones dadas con paternal solicitud pastoral el año pasado para nuestras festividades marianas y navideñas, como un aporte al control de esta pandemia que ha dejado dolor y luto en nuestras familias”, manifestó el cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua en un comunicado publicado por la Arquidiócesis de Managua.

Lea: Vilma Núñez gana premio internacional por defensa de los derechos humanos en Nicaragua

En cuanto al novenario a la Purísima, que inicia este próximo 28 de noviembre, el cardenal recomienda celebrar esta fecha en un ambiente familiar con pequeños grupos para evitar contagios a causa del virus. “En los templos, recomiendo el uso del protocolo básico publicado el 2 de octubre de 2020”, añade el documento.

El arzobispo de Managua también detalló que durante las misas en honor a las festividades marianas y navideñas es importante que se continúen aplicando las medidas sanitarias ya establecidas. 

“Los párrocos y sus consejos pastorales determinarán las variantes de opciones respecto a los horarios, según la realidad de cada parroquia”

Gritería no se suspende

En cuanto a la celebración de la tradicional Gritería, cada 7 de diciembre y en la que participan miles de devotos, Brenes refirió que esta se debe de celebrar bajo un “estricto protocolo”, evitando aglomeraciones en los altares levantados en las parroquias y hogares. Al respecto recomendó reducir el tiempo de visita en los mismos y hacer uso de mascarillas.

Lea más: Policía planta droga a opositor de Masaya Edder Muñoz, denuncia su madre

Aunque en el 2020 la Iglesia católica dispuso las mismas recomendaciones, el 7 de diciembre de ese año los fieles devotos siguieron la tradición y se observó gran cantidad de personas en las calles, de las cuales solo algunos aplicaron las medidas básicas de bioseguridad.

“Como comunidad cristiana y con sentido de responsabilidad no realizaremos las procesiones, caravanas vehiculares, pastorelas, pases y otras actividades que impliquen concentración de personas. Es nuestro aporte para evitar olas de contagio”, añadió el arzobispo.

En septiembre Nicaragua vivió uno de los momentos más duros desde la llegada de la pandemia al país, registrando cifras récord en cuanto a los contagios y muertes relacionados al virus del covid, sin embargo, médicos han señalado que de no tomarse las medidas básica de prevención, el país podría enfrentarse a una nueva ola con las festividades de fin de año.

Lea también: Mercados: "todo está más caro", comerciantes no auguran buenas ventas pese a aguinaldos

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó este miércoles que en Nicaragua predomina la variante Delta, una de las más letales y contagiosas de la 

Covid-19. El organismo alertó que Nicaragua en las próximas semanas se podría registrar un repunte significativo de casos de coronavirus como consecuencia de la relajación de medidas durante las festividades de Navidad y fin de año

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ