Mercados: "todo está más caro", comerciantes no auguran buenas ventas pese a aguinaldos

Los comerciantes del mercado Oriental explicaron que a pesar de que el régimen adelantó el aguinaldo a los trabajadores del Están, las ventas están estancadas.
100% Noticias

La semana pasada, don José Luís Gadea, de 59 años de edad recibió el aguinaldo adelantado por parte del Estado, pero el poco dinero que recibió apenas ajustó para cancelar unas deudas personales. Todos los años, cada dos años, don José tenía por costumbre pintar su vivienda y cada diciembre, hacía algunas reparaciones habituales.

Los 7,665 córdobas que recibió de aguinaldo no fueron suficientes para reparar el portón de su vivienda porque dice que este año, porque “todo ha subido de precio”, se lamenta.

Lea: OPS: variante Delta del covid-19 es la de mayor presencia en Nicaragua

“Antes uno medio podía hacer algunas reparaciones en la vivienda y solventar algunos gastos o comprar ropa, pero ahora todo está caro y el poco dinero que uno consigue es para priorizar otras deudas”, expresó a 100% Noticias, mientras entraba a la ferretería Duarte, ubicada sobre la pista al Mayoreo.

Don José trabaja en el área de mantenimiento en una institución del Estado, en donde ha dejado parte de su vida.

“Ventas están ralas”

Un trabajador de la ferretería Duarte, explicó a 100% Noticias, que, a diferencia de otros años, “las ventas están ralas” debido al rebrote de la pandemia y el alto costo de los materiales de construcción.

“Hasta antes del año 2018, para esta fecha se vendía bastante las pinturas, mucha gente tenía por costumbre cambiar el color de la vivienda o dar una pasada de la misma pintura para resaltar los tonos de las paredes, pero con las crisis de abril eso ha disminuido”, expresó el trabajador, bajo la condición de anonimato.

Las pinturas de aceite aún mantienen sus precios, pero las personas prefieren invertir el dinero en otras reparaciones de las viviendas.

Lea más: Iglesia Católica se ofrece a mediar un nuevo diálogo en Nicaragua

“Lo que la gente está comprando son bujías porque están sustituyendo las lámparas por los altos costos en la energía eléctrica y quieren ver un alivio en la factura, según comentan cuando vienen a comprar”, señaló el dependiente.

En otros casos, los ciudadanos llegan a comprar tapagoteras para sellar algunos orificios de las láminas de zinc, “que no pudieron reparar durante el invierno”.

Pocas ventas

En el mercado Oriental de Managua, los comerciantes han sacado los artículos navideños para “mover las ventas”, pero lamentan que la población no esté comprando luces navideñas, como lo hacían en años anteriores.

“Para estas fechas, la gente compraba instalaciones navideñas para arreglar sus casa, pero ahora vemos como que no tienen dinero porque con costo preguntan y dicen que van a volver, pero eso es mentira, no compran nada”, expresó Martha Zamora, comerciante de luces navideñas en el sector de Ciudad Jardín.

Los comerciantes dijeron que los artículos que tienen en venta es lo que guardaban en sus bodegas porque la aduana les está cobrando exageradamente por los artículos importados.

“La aduana se está aprovechando, nos ponen trabas para entregarnos las cosas que importamos y el otro punto es que nos están cobrando una barbaridad de impuestos que al final eso se traslada al cliente y estos no tienen dinero, somos conscientes de la situación del país”, añadió.

Los adornos navideños que se ofrecen, mantienen los mismos precios del año pasado, según dijeron a 100% Noticias.

“Pandemia nos fregó”

Un economista consultado al respecto sobre el poco dinamismo del comercio con la entrega adelantada del aguinaldo, bajo la condición de anonimato por temor a represalias explicó que muchos ciudadanos están evitando gastar en cosas que no son prioridad y que dan preferencias a otros gastos.

Lea también: Enrique Sáenz: ¿por qué Daniel Ortega no renuncia al CAFTA?

“La gente por ahora se olvidó de pintar la casa y están prefiriendo comprar alimentos y tener alguna reserva para medicinas. Con el rebrote del Covid-19, muchos quedaron temerosos porque vieron que el virus fue más agresivo que el año pasado”, expresó el economista.

Aunque las proyecciones del experto en finanzas muestran optimismo, afirma que el comercio local podría comenzar a dinamizarse después del 30 de noviembre, cuando los trabajadores de la empresa privada reciban el pago de la segunda quincena del mes.

“Los nicaragüenses están esperando tener su pago de noviembre para poder ir al mercado a hacer sus compras. Muchos tienen hijos pequeños y como todo padre, les van a comprar estrenos, aunque sean económicos para quitarles la idea de la cabeza de que están estrenando ropa”, expresó.

El economista añadió que “los tiempos han cambiado. Todo está caro y las prioridades son otras. Desde el año pasado se vio que pocos ciudadanos pintaron sus casas y persiste el temor  de que haya escasez de productos por las sanciones impuestas por Estados Unidos a la dictadura”, dijo.

Diversos economistas sugieren a la población, guardar dinero para enfrentar alguna crisis que pudiera enfrentar la familia “porque no sabemos si el día de mañana uno podrá seguir en su puesto de trabajo por el asedio del régimen a la empresa privada”, finalizó.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ