Asamblea Nacional cierra periodo legislativo con discurso de odio y mentiras de parte de Gustavo Porras

Los diputados aprobaron 756 leyes y decretos durante el quinquenio legislativo, entre ellas las leyes represivas utilizadas para enjuiciar a los opositores al régimen de Daniel Ortega.
Asamblea Nacional

Los diputados de la Asamblea de Nicaragua, de mayoría Orteguistas culminaron este miércoles el XXXVII ciclo legislativo, con un discurso de odio y lleno de mentiras en donde Gustavo Porras, presidente de este órgano del Estado repitió la historia falseada de la crisis en Nicaragua, que el dictador Daniel Ortega pronunció durante la XX Cumbre de la Alternativa Bolivariana para los Pueblos de América, realizada en La Habana, Cuba.

Durante su intervención, Porras arremetió contra Estados Unidos, haciendo alusión a la Batalla de San Jacinto, en donde Andrés Castro derribó de una pedrada en la cabeza a un filibustero norteamericano, a quien tildó de delincuente y los comparó con los presos políticos.

Lea: Estudiantes de cancelada UHISPAM protestan en las sedes demandando información sobre su futuro

“No es casualidad que (los filibusteros) tengan los mismos apellidos de los delincuentes que hoy tienen que rendir cuentas ante el pueblo de Nicaragua por sus crímenes y que están presos, por esos crímenes”, expresó el presidente de la Asamblea de Nicaragua, quien se apropió del discurso del dictador Daniel Ortega brindado en la Habana, durante la cumbre del Alba. 

“Lo decía el comandante Daniel y lo hemos dicho en esta Asamblea, los que están presos no están presos por pensar diferentes o por no ser sandinistas. Están presos porque destruyeron, incendiaron, porque asesinaron, porque golpearon la economía de una enorme cantidad de nicaragüenses. Pero lo que es “pior” es porque no son soldados que se miran cara a cara frente al pueblo. Lo que es “pior”, es que son de aquellos que tiran la piedra y esconden la mano”, añadió Porras con su discurso cargado de proselitismo político, falseando la realidad de los hechos. 

Presos Políticos no serán liberados

Gustavo Porras, Presidente del poder legislativo, olvidó que, en el año 2019, los diputados a fieles a Daniel Ortega y Rosario Murillo, aprobaron una cuestionada Ley de Amnistía, en donde excarcelaban a todos los presos políticos, quienes fueron encarcelados por participar en las protestas de 2018 y hoy muchos de ellos nuevamente son presos políticos, a quienes les han fabricado cargos.

Lea más: Organismos de derechos humanos condenan cierre de universidad en Nicaragua

“Lo que es “pior” es que (los presos políticos) tienen las características de los traidores de siempre. Ellos no dieron la cara y como no dieron la cara creían que iban a pasar desapercibido como si aquí no hubiera un Estado, como si aquí no hubiera instituciones, policías, Ministerio Público, como si aquí no hubieran nicaragüenses que los vimos y que se creían protegidos por el drenaje de dinero que les llegaban para repartir que muchas veces a delincuentes, digo, la mayoría les decía delincuentes pero lo que quiero decir es a nicaragüenses pobres”, dijo con tono alzado de voz el legislador.

“Eso es un crimen doble, triple digo yo porque también eso nos va a asustar”, advirtió Gustavo Porras.

756 leyes aprobadas

Durante el periodo legislativo 2017-2021, Porras explicó que la Asamblea aprobó más de 756 leyes y decretos presidenciales que vinieron a “fortalecer la defensa y la soberanía del país”, haciendo clara alusión al combo de leyes represivas aprobadas para enjuiciar a los opositores.

“Este indicativo que venimos poco a poco avanzando en todo el andamiaje jurídico de todo lo que nos hacía falta para la defensa de nuestra soberanía y de la dignidad del pueblo nicaragüense, así como garantizar la prosperidad del pueblo nicaragüense”, detalló Porras.

“En el 2017, se aprobaron 207 leyes, en el 2018; 163 leyes, en el 2019; 1 52 lyes, en el 2020; 142 leyes y este año 92 leyes”, explicó Porras.

Miente sobre vacunas contra la Covid

El presidente de la Asamblea defendió la donación de vacunas rusas contra la Covid-19, afirmando que esta fue la primera donación que llegó a nuestro país para inocular a “los más vulnerables”, sin mencionar que en marzo de este año, Nicaragua recibió un primer lote de vacunas Covishield, donadas por el gobierno de la India y que fueron destinadas para vacunar a las personas mayores de 65 años.

Lea también: Nicaragua deroga el acuerdo comercial con Taiwán tras reanudar lazos con China

Las vacunas que llegaron en una segunda donación fueron las Sputnik V, las que fueron utilizadas para inocular a las personas con padecimientos renales.

“No había vacunas para Nicaragua, las potencias no mandaban por ser un pueblo pequeño”, finalizó Porras.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ