Doña Pinita: "no me quiero morir, estoy haciendo todo lo posible para vivir" y volver a ver a su hija y nieta presas políticas

Pinita manifestó que depositó su confianza en Dios, pero continuará exigiendo la libertad incondicional de su hija.

“No me quiero morir y menos en estas circunstancias. Quiero tenerla conmigo, estoy haciendo todo lo posible para vivir, para liberarla”, expresó Pinita Gurdián, madre de la presa política, Ana Margarita Vijil, a quien recientemente le detectaron una metástasis causada por un cáncer de ovario por lo cual comenzará un proceso de quimioterapias.

A través de un escrito, Gurdián expresó que su único deseo esta Navidad es poder tener a su lado a su hija Ana Margarita, quien es la menor de sus seis hijos.

LEER MÁS: Iglesia católica de Nicaragua pide a los fieles dar “alegría” a los necesitados

“No me quiero morir y menos en estas circunstancias. Quiero tenerla conmigo, estoy haciendo todo lo posible para vivir, para liberarla. El único deseo que siento es tener a Ana Margarita a mi lado. Así, mi proceso de curación lo podré llevar con paz y esperanza”, dijo

La madre de la presa política manifestó que vive dolor y angustia por el encarcelamiento, tortura e incomunicación en que la tiene el régimen de Daniel Ortega. 

“Es la primera vez que tengo la experiencia de no poder comunicarme con una de mis hijas. Pero no somos nosotras las que no queremos. Alguien está haciendo que nosotras dos no nos podamos comunicar”

SEGUIR LEYENDO: Suicidio: distintas voces se unen para prevención y atención psicológica gratuita en Nicaragua

En la última visita, Ana Margarita se quedó con angustia al enterarse del proceso de quimioterapias que empezará su madre “La última vez que la miré se quedó con una gran angustia por si me moría. Y es que estoy saliendo de una gravedad por una obstrucción intestinal, por lo que recientemente tuve dos cirugías y estuve intubada”

En medio de esta nueva adversidad, Pinita manifestó que ve hacía el futuro, pero se ve rodeada de sus hijos “Ahora, con mi enfermedad, he sido consciente del amor que hemos construido. Cuando salga Ana Margarita todas las limitaciones se convertirán en cosas pequeñas. Para mí lo más grande es la liberación de ellas, de Ana Margarita, de Dora María, de mi nieta Tamara”

LEER MÁS: Niños familiares de presos políticos realizan dibujos exigiendo su liberación

Pinita manifestó que depositó su confianza en Dios, pero continuará exigiendo la libertad incondicional de su hija, así como de las más de 167 presos políticos. 

“El único deseo que siento en todo momento es tenerla a mi lado. Así, mi proceso de curación lo podré llevar con paz y esperanza. Pongo mi confianza en Dios Padre, lleno de misericordia y amor, en quién creo y de quién espero”, indicó

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ