“Navidad será difícil” para los familiares de los presos políticos de Daniel Ortega

Los familiares de los presos políticos esperan que la dictadura libere a sus familiares o que por lo menos les dejen ver esta Navidad.
Cortesía

Los familiares de los 165 presos políticos del régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo no tienen nada que celebrar esta nochebuena, debido a la ausencia de sus familiares, quienes permanecen en las celdas de la dictadura.

Los familiares de los presos políticos (quienes en su mayoría son líderes estudiantiles y de la sociedad civil, cuyas voces son críticas del régimen) mantienen puesta la Fe en Dios de que la dictadura los libere a pocos minutos de la medianoche o por lo menos les permitan una visita especial en el día de Navidad para poder abrazarlos.

Lea: Drama de hijos y madres de presos políticos en Nochebuena

“Todavía tengo la esperanza de que digan algo mañana, aunque den 20 minutos para ver que esté estable y darle un abrazo”, expresó Dina Medrano, esposa del ex diplomático Mauricio Diaz, quien se encuentra en las celdas de Auxilio Judicial.

“No concibo en mi cabeza tanto mal, tanto odio. El sufrimiento para ellos y todos nosotros es demasiado, él es un hombre honesto, nunca ha violado, robado y no asesinado a nadie, no merece lo que le están haciendo, ni lo que nosotros su familia estamos sufriendo esposa, hijos nietos hermanos”, añadió Dina, quien luce triste por la ausencia forzada de su esposo.

Una Navidad sin historias

En la vivienda de don José Bernard Pallais, se escucha un silencio total. Los hijos y nietos del exviceministro de Relaciones Exteriores en Nicaragua, durante el tiempo de la presidencia de doña Violeta Barrios de Chamorro, no tendrán quien juegue con ellos esta noche buena. El exdiplomático de 68 años se encuentra detenido en las celdas del nuevo Chipote.

Lea más: CNU asegura que garantizará culminación de estudios a estudiantes de la UHISPAM

“Estos días navideños qué son especialmente sentimentales es durísimo pasarlos sin José; sus hijos y nietos lo extrañan muchísimo, máxime que a él le  encantan  estas fechas y sus celebraciones . Siempre ha jugado con los nietos y sus regalos son cómo un niño más, contándoles historias y explicándoles el significado del nacimiento de Jesús. Eso no podrán gozar ahora sus nietos que todos los días preguntan por él”, expresó Jilma Herdocia, esposa de don José Pallais.

“Yo en lo particular estoy sufriendo terriblemente su ausencia forzada, jamás, desde que nos casamos hace 45 años, hemos estado separados en Navidad”, agregó Jilma con profunda tristeza.

Bajo el gobierno de Violeta Barrios, don José Pallais también ocupó el cargo de viceministro del Ministerio de Gobernación. Y hoy, su esposa llora su encarcelamiento.

“Qué ironía, Navidad, días de amor, de paz, de solidaridad, de armonía. Fechas en las que se manifiestan los dones de Dios que comprenden la justicia y la libertad José se encuentra secuestrado injustamente y con más de un mes sin poder verlo. No se sí está bien, si está sano, si está enfermo... posiblemente con lesiones en el cuerpo y en el alma”, reprocha doña Jilma, quien al igual de los restos de familiares de presos políticos, esperan en Dios poder abrazarlo esta Navidad.

“Para nosotros no habrá alegría esta Navidad”, finaliza doña Jilma.

No hay que tener presos políticos esta Navidad

Otros que piden a Dios el milagro de la liberación, es la familia don Francisco Aguirre Sacasa, quienes oran para que el exdiplomático pueda salir de la cárcel y pasar la noche buena en casa, para poder ser abrazado por su familia.

“Esta Navidad va a ser bien difícil para nuestra familia. Va a ser la primera vez que no estamos con mi papi Francisco Javier Aguirre Sacasa, ni con mi mami. Es una tristeza que viene y va, sabiendo que nuestro papi está en la cárcel sin poder hablar con nosotros”, expresó con profunda tristeza Georgie Aguirre, hija del ex diplomático.

Lea también: Monseñor Álvarez: “a pesar de los dolores, la Navidad nos llena de esperanza”

La Familia Aguirre se mantiene en oración, para que Dios de la fuerza necesaria a su padre para soportar las torturas sicológicas que recibe y para que pronto pueda salir de la celda de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), en donde se encuentra recluido desde hace más de 5 meses.

“Lo único que yo pido es que Dios y la virgencita de Guadalupe lo dejen salir a él y a todos los presos políticos esta Navidad. Eso es lo que yo rezo”, finalizó Georgie Aguirre con profunda tristeza.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ