Exiliados convocan a marchas en rechazo a toma de posesión ilegítima de Daniel Ortega

En Washington se reunirán frente a OEA. “En cada rincón donde haya un nica, habrá una voz que repudiará a los dictadores”, dicen organizadores.

Los nicaragüenses que viven en varios países de América Latina y Europa han convocado desde este martes a movilizaciones y plantones para rechazar el acto en que Daniel Ortega asumirá su cuestionado cuarto mandato este 10 de enero próximo.

Las actividades en repudio se realizarán en algunos países el domingo 09 de enero y en otros, al día siguiente.

La diáspora que vive en Panamá, Washington y Miami, fueron los primeros en anunciarlo en sus redes sociales. Más tarde se sumaría la de Costa Rica, San Francisco, Los Ángeles, Texas y Guatemala y según los organizadores, se mueven para extenderse a grupos de nicaragüenses en España, Roma, Alemania e Italia.

“En cada rincón donde haya un nicaragüense, habrá una voz que repudiará a la pareja asesina de El Carmen”, dijo a DESPACHO 505, Roy Molina, de la Alianza Democrática Nicaragüense, ADN.

La ex comisionada de Sweetwater, Sophia Lacayo, una de las organizadoras de las movilizaciones en Miami, Florida.

DENUNCIAS CONTRA RÉGIMEN EN NICARAGUA SIGUEN FIRMES

Molina señaló que, ADN, con sede en Washington, junto a Nicaragua Freedom Coalition, NFC, hará el domingo 09 un plantón frente al edificio de la Organización de Estados Americanos, OEA. “Denunciaremos su ilegitimidad”, dijo en alusión a Ortega y a Murillo, quienes en noviembre pasado se reeligieron de forma inapropiada en comicios que la comunidad internacional ha rechazado.

“No nos hemos detenido, ni nos vamos a detener, vamos a seguir denunciando a este régimen y su farsa”, dijo por su lado, la ex comisionada de Sweetwater, Sophia Lacayo, una de las organizadoras de las movilizaciones en Miami, Florida. Para Lacayo, después del 10 de enero, Nicaragua “gracias a Ortega, será lo que es hoy: un país, bajo una dictadura”. “Lo repudiamos totalmente”, agregó.     

“EL GRITO DE ABRIL VIVE”

Los organizadores de las marchas y plantones dijeron que esperaban que en Nicaragua también se desarrollen actividades para rechazar la toma del poder de Ortega, aunque están conscientes de que la represión del dictador será feroz ese fin de semana.  “Sabemos de lo que son capaces los Ortega-Murillo y sabemos también el peligro que corren nuestros hermanos, es por eso que estamos obligados a  ir a la calle por los que no pueden y les niegan la voz”, dijo Molina.

“El objetivo también de estas actividades es elevar la alerta a la comunidad internacional, que Estados Unidos declare ilegítimo al dictador, que la Ley Renacer empiece a surtir efecto y que sea obligado a responder por la democracia en Nicaragua”, sentenció Molina.

Lacayo, que ha hecho difundir en redes las convocatorias, dice que “el grito de abril, vive y que se mantendrá hasta que el país sea libre”. El mismo día que Daniel Ortega se ciñe por cuarta vez de forma consecutiva la banda presidencial, Lacayo se habrá reunido con Amnistía Internacional y varios legisladores norteamericanos para impulsar una iniciativa para que el Congreso de Estados Unidos, declare a los presos políticos de Nicaragua y Cuba como presos de conciencia.

“El mundo debe saber la condición en que están los presos políticos de Nicaragua, lo hemos dicho nosotros ante los congresistas de este país y lo vamos a seguir diciendo hasta lograr que sean libres” , dice Lacayo. Molina señala lo mismo.  Es de los que cree que la liberación de Nicaragua comenzará  con la liberación de los detenidos por pensar diferente al régimen.

“Nuestra lucha, que también la iniciamos con las protestas del 2018, es que en el país no haya represión, no hayan presos políticos y que haya democracia y libertad”, señala Molina.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ