Doña Coquito se encuentra en estado delicado de salud

Doña Miriam Alemán se encuentra postrada en una cama y requiere ayuda para sus medicamentos y alimentos.
Archivo El Nuevo Diario

La salud de doña Miriam del Socorro Alemán Matus, de 82 años de edad, conocida como Doña Coquito  “la abuelita vandálica” se ha complicado desde hace días debido a las enfermedades crónicas que padece como lo son diabetes e hipertensión.

Doña Miriam Alemán se encuentra postrada en una cama y requiere ayuda para sus medicamentos y alimentos, según informó el doctor Alejandro Lagos Espinoza, al diario La Prensa. El galeno se ha encargado de atender a la anciana de forma gratuita en su casa de habitación.

Lea: Matrimonio de ingenieros agropecuarios emprenden su propia granja avícola en Estelí

“Ella siempre ha tenido problemas del azúcar (diabetes) y problemas de la presión, pero ahora está desnutrida, deshidratada, se ha complicado al grado de llegar a un momento de sofocación (…) Llegó a la consulta totalmente descompensada, con la presión arterial y su glicemia elevadas, dolor de cabeza intenso, además sentía que se quemaba”, declaró el doctor Lagos al medio de comunicación.

La descompensación de doña Coquito era tan delicada que el médico le recomendó que mejor la iba a trasladar al hospital para ser canalizada y que le pusieran suero, pero ella le suplicó que mejor él la estabilizara en el dispensario.

Lea más: Anuncian fuerte alza de combustibles en Nicaragua para este domingo

La noche del jueves, doña Coquito, tenía en 367 los niveles de glucemia en sangre, lo que representaba un peligro para su salud, según explicó el doctor Alejandro Lagos, quien le aconsejó mejor ser ingresada a un hospital, sin embargo, ella se negó por temor a represalias por su posición crítica contra el gobierno de turno.

Para ayuda

“La abuelita vandálica” vive al fondo de un estrecho callejón en un barrio de Managua, sin embargo, las condiciones en las que habita no son las recomendables para su proceso de recuperación, dice el doctor Lagos.

Junto a doña Coquito habitan algunos de sus nietos y bisnietos y el espacio se vuelve más pequeño de lo que es y hay poca ventilación y aunque el doctor Lagos le abasteció de medicamentos para controlar la diabetes e hipertensión y también tiene previsto llevar comida.

Lea también: Cámara nicaragüense del sector lácteo denuncia especulación con precio del queso

El médico aseguró que doña Coquito requiere de ayuda e instó a las personas que si desean colaborar con ella pueden comunicarse al número 8866-7038 para hacer llegar su donativo.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ