Cámara nicaragüense del sector lácteo denuncia especulación con precio del queso

La libra de queso continúa registrando alzas considerables en Nicaragua que alcanzan casi los 100 córdobas.

El ingeniero Óscar López, director ejecutivo de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo, Canislac, afirmó que en el incremento del precio en la libra de queso que ha afectado económicamente a la población de bajos recursos, hay muchas variables, entre ellas la especulación y la falta de regulación de establecimientos que se encuentran operando en la informalidad.

Durante su entrevista en Canal 10, López explicó que hay 38 establecimientos que están organizados bajo el sistema de inspección del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria, los cuales están certificados para la exportación y representan un 45% de la producción de leche en el país, según datos del Banco Central de Nicaragua.

No obstante, subrayó que también existen otros establecimientos que representan casi un 55 o 60 % que están procesando la leche y sus derivados de una manera informal.

“Hay algunas aseveraciones en relación a que nuestros establecimientos son los que están acaparando toda la leche y exportándose más de lo que deberían, pero en principio, nosotros en Nicaragua, según cifras del Banco Central, tenemos una producción de más o menos 4.8 millones de litros de leche a diario, de esos, más o menos, el 40% en algunos momentos hasta el 45%, es procesado por estos 38 establecimientos”, explicó.

El representante de Canislac hizo hincapié en la preocupación que genera la existencia de los locales que producen leche de manera irregular, sin supervisión ni adscritos a alguna institución, los cuales estarían generando la distorsión de precios en el mercado local.

Aseguró con cifras que estos establecimientos están absorbiendo el 55 o 60 porciento máximo de la leche, lo cual significa que se tendría suficiente para sostener la producción y el abasto al consumo local.

“Esos otros establecimientos quiénes son cuántos son? Y dónde están ubicados? Eso es un tema que genera mucha preocupación para nosotros y lo hemos estado planteando en diferentes foros con el gobierno inclusive, ya hemos estado trabajando sobre levantar una línea de base para identificarlos.”, indicó López.

No hay escasez de queso en mercados

El directivo de Canislac subrayó que no es por exceso de exportaciones que se está dando el aumento exagerado en el precio del queso, además de recalcar que no hay una escasez en los mercados.

Refirió que se han dado a la tarea de ir a los mercados en donde han constatado que hay un abastecimiento regular de todos los productos lácteos en general; sin embargo, hay un incremento del precio que podría obedecer a muchos factores, pero que es importante considerar esta variable de las exportaciones como algo que no puede tener la capacidad de incrementar un 6 % ni de aumentar los precios a los niveles que ha llegado.

“Si no hay exceso de exportación de queso hacia países de Centroamérica, ni tampoco hay escasez, ¿Por qué se está vendiendo en algunas pulperías del país a precios diferenciados? Por ejemplo, en algunas lo tienen a un precio de 75, otros tienen 85, otras en 100”, cuestionó.

López afirmó que se tiene que tomar en consideración de que, en la medida que estos establecimientos, que no están organizados y no están formales, logren formalizarse y acercar su producción al consumidor final, se va a tener mejores beneficios para el productor y la población.

Especulación principal causa de aumento de precio del queso

Consideró que hay una problemática de especulación, como principal causa, porque en Nicaragua no hay desabasto en los mercados, es decir, se está procesando suficiente leche para abastecerlos, ni algo que justifique la llegada a esos valores de 100 córdobas por una libra de queso.

“Por ejemplo, el litro de leche caliente, hoy por hoy, se está cotizando máximo en diferentes zonas, más o menos entre 14.50 a 15.50 córdobas por litro de leche, precio histórico también en el sector de la leche pagada al productor. El año pasado estaba 2 córdobas por debajo, lo cual eso no justifica que el precio de la libra de queso haya llegado a 100 córdobas, por lo tanto, si hay zonas donde se está proveyendo queso a un precio de 55 córdobas, no justifica que en Managua se esté comercializando a 100 córdobas”, aseveró.

Recalcó que los dos factores importantes que hay que tomar en cuenta y que no se tiene la posibilidad de analizar son: el sector de las plantas que están en la informalidad y el sector de los comercializadores que traen el producto y lo compran en los establecimientos y luego lo trasladan a Managua.

No obstante, refirió que la regulación de precios es considerada por Canislac como algo que no debería ser una opción; sin embargo, hay otros factores que podrían contribuir al desarrollo del sector lácteo y mejorar su posición.

Llama a la legalización 

El directivo de Canislac agregó que crearon una comisión que estuvo trabajando con el gobierno, donde participaron el Ministerio de Salud, el Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria, el Mific y también Inifom, para plantear la incorporación de todos los más de mil establecimientos que también tienen que estar registrados en alguna alcaldía y la DGI.

“Aquí hay un factor importante y es que estas empresas ni siquiera están tributando y por lo tanto hay una disparidad en las condiciones comerciales”, destacó.

A esto agregó que como Canislac están en toda la disposición de apoyar a los emprendimientos de varias cooperativas a que se consoliden como una planta formal que pueda tener opciones de comercialización legal, tanto en Nicaragua como para las exportaciones a otros países, y de esta manera beneficiar a todos los sectores.

Gobierno debe regular la especulación del queso

El representante de Canislac consideró que es indispensable tener la opinión y la participación del Estado porque, al final de cuentas, son los que tienen todas las herramientas y los instrumentos para poder ir mejorando o apoyando el mejoramiento de la regulación del sector lácteo.

Sin embargo, aclaró que no tanto en la línea de precios, porque la base del libre mercado siempre es importante respetarla; no obstante, hay una diferencia entre libre mercado y abuso del mercado y con la disparidad de precios, sí está dándose un abuso que podría ocasionar que se sigan distorsionando los costos.

“En este momento consideramos que es importante que el gobierno comience a participar y a dar opciones de soluciones como la parte de regulación del mercado, la parte de regulación de los establecimientos y la parte de regulación, inclusive, en las condiciones de comercialización, porque también vemos que la forma de comercializar el queso no siempre la más adecuada y también es un tema que tenemos que recalcar”, enfatizó.

 

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ