EEUU condena recorte de fondos y cierre de mejores universidades en Nicaragua y "poner en listas negras a estudiantes"

El gobierno de Estados Unidos  a través de Brian Nichols, Subsecretario para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, condenó el cierre de universidades y asociaciones universitarias, que orientó el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo en Nicaragua.

"El régimen de Ortega-Murillo roba el futuro de la juventud nicaragüense al recortar los fondos y cerrar las mejores universidades del país y poner en listas negras a los estudiantes activistas" denunció Nichols en un mensaje de twitter.

"Al régimen solo le importa el control y poner todo un país al servicio de una familia" añadió el funcionario del departamento de estado.

Cancelan a UHISPAM y recortan presupuesto a UCA

El pasado 13 de diciembre del 2021, la Asamblea Nacional canceló la personería jurídica de la Universidad Hispanoamericana (UHISPAM) fundada y dirigida por Leonardo Torres, aliado del FSLN. La cancelación fue de forma sorpresiva.

Esta semana las sedes de la UHISPAM pasaron a manos del Consejo Nacional de Universidades (CNU), dominado por docentes fieles a Ortega, y será la Universidad Nacional Autónoma de Managua (UNAN) quien la coordine y asuma la docencia en los recintos. 

El 18 de enero del 2022, la Asamblea Nacional canceló la personería jurídica de tres asociaciones universitarias, estas son: Fundación Universidad de Mobile Latinoamérica Campus (FUMLAC), Asociación Pro-Universidad Agropecuaria de la Quinta Región y la Asociación Pro-Universidad de Jinotega.  El régimen alegó el supuesto incumplimiento de la Ley General Sobre Personas Jurídicas sin Fines de Lucro y en la misma sintonía de lo actuado en la legislatura anterior.

Este año la Universidad Centroamericana (UCA) en Managua, fue nuevamente castigada con un fuerte recorte presupuestario proveniente del 6% para las universidades públicas.

El medio Confidencial, destacó que la primera reducción al presupuesto de la UCA ocurrió en el 2019. El Consejo Nacional de Universidades (UCN) destinó C$184 548 747, un 26.7% menos que el año anterior, que se elevaría al 30% por la devaluación de la moneda. Esta disminución implicó que en ese año, la UCA redujera 600 cupos de becas de los 1500 disponibles, que incluía la cancelación de becas de excelencia académica, según confirmó el sacerdote jesuita José Alberto Idiáquez, rector de esta casa de estudios a la revista Niú.

Según Idiáquez la UCA tenía becados a unos 5000 estudiantes en ese momento, de los 8500 alumnos activos.  En 2022, la asignación presupuestaria es apenas de un millón de córdobas, que comparados con los C$251 898 512 recibidos en 2018, representa una disminución del 99.6%.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ