Noticias NicaraguaNacionalesMonseñor Álvarez: portar el azul y blanco no es delito, Jesús camina con los migrantes y presos

Monseñor Álvarez: portar el azul y blanco no es delito, Jesús camina con los migrantes y presos

Monseñor Rolando Álvarez también consoló a las familias que tienen privados de libertad, diciendo que “Dios está con ellos”.
Archivo

El obispo de Matagalpa y también administrador de la diócesis de Estelí, Monseñor Rolando Álvarez Lagos, lamentó los juicios políticos que se realizan en contra de más de 40 opositores y líderes de la sociedad civil, entre ellos siete ex precandidatos presidenciales, a quienes la Poder Judicial sandinista comenzó a declarar culpables por los delitos de menoscabo y ciberdelitos.

“Solo quiero recordar que portar el azul y blanco no es delito porque son los colores de la virgen y los colores de la Patria, de la bandera azul y blanco. No es delito”, dijo el purpurado durante su homilía durante una misa celebrada en la parroquia Jesús de la Caridad, situada en el municipio de La Trinidad, en el departamento de Estelí.

Lea: Régimen en Nicaragua cancela asociaciones de diócesis de Estelí, universidad Paulo Freire y UPOLI

El purpurado también lamentó el sufrimiento de los nicaragüenses que siguen emigrando en busca de otras oportunidades y que muchos de ellos han sido secuestrados en el camino por extorsionadores o en el peor de los casos, han muerto en su intento por llegar a Estados Unidos.

“Jesús quiere ser uno de nosotros, es uno de nosotros, Jesús por eso camina con su pueblo y espera en línea con su pueblo. Jesús migra con el migrante, Jesús se asila con el asilado, Jesús se refugia con el refugiado”, expresó el religioso.

“Cuanto sufrimiento, cuanto dolor. Mujeres que son violadas en esas caravanas del desierto y de la muerte, todos nuestros jóvenes, esposas, sus esposos, madres, nuestras madres, Jesús está ahí. Jesús está en la impotencia de la (mujer) que está siendo violada y él también en ese momento se vuelve impotente. Está en el llanto de los que son extorsionados, de los que son secuestrados en esas caravanas del desierto. Jesús llora con ellos y cuando nosotros nos sentimos impotentes, él también se vuelve impotente con nosotros”, continuó.

Lea más: Trabajadores de la salud mueren en accidente de tránsito en Río San Juan

Monseñor Rolando Álvarez también consoló a las familias que tienen privados de libertad, diciendo que “Dios está con ellos”.

“Cuando nosotros lloramos, él (Dios) llora con nosotros. Él quiere involucrarse con nosotros, él está con el privado de libertad en la cárcel o en el camino del hombre y la mujer que camina con miedo”, expresó.

Ante la inflación que agobia a los nicaragüenses, el obispo matagalpino también recordó que “Jesús está con el hombre y la mujer mal pagada, una persona a la que se le explota su fuerza humana con salarios de miseria”, añadió.

Además: Daniel Ortega y Nicolás Maduro no muestran interés de "diálogo constructivo" dice relatora de CIDH

En todo momento, el purpurado exhortó a las familias a no perder la fe y a mantener la confianza puesta en Dios de que Nicaragua volverá a ser un país con oportunidades para sus ciudadanos.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ