Noticias NicaraguaNacionalesÁlvarez: “no endurezcamos el corazón, Nicaragua exige ser reparada”

Álvarez: “no endurezcamos el corazón, Nicaragua exige ser reparada”

El religioso exhortó a los nicaragüenses creyentes en Dios a mantener la fe puesta en Dios y mantener la confianza en él para lograr una “transfiguración'' para Nicaragua.
Monseñor Rolando Álvarez, obispo de Matagalpa.
Cortesía

Monseñor Rolando Álvarez, obispo de la Diócesis de Matagalpa dijo durante la misa del segundo domingo del tiempo de Cuaresma que “Nicaragua exige ser reparada”, al mismo tiempo que llamó a los creyentes a no “endurecer el corazón”, en clara alusión a los juicios de los presos políticos, quienes han sido condenados por venganza política.

“Escuchemos la voz de Dios y no endurezcamos el corazón, Nicaragua exige ser reparada, rehecha, renovada. Si como pueblo, de corazón nos volvemos a Dios, Nicaragua será transfigurada. En Dios está puesta nuestra confianza y nuestra esperanza, él es nuestro Dios y nuestro todo”, expresó monseñor Rolando Álvarez.

Lea: Nicaragüenses en EEUU buscan aislar económicamente al Gobierno de Ortega

“Nicaragua se transfigurará”, continuó el prelado, quien también lamentó las condenas de los presos políticos de Nicaragua, así como la salida de los exiliados, quienes buscan seguridad en otros países.

“Nicaragua debe detener este espiral que quiere arrastrarnos a todos. Debemos de parar los círculos de violencia y muerte, debe de parar la indiferencia. Nicaragua debe afanarse por el regreso de los exiliados, dando seguridad a sus vidas y oportunidades de trabajo digno”, expresó.

“Nicaragua debe reparar el daño infringido hecho a las personas y a sus familias, debemos de perdonar, debemos cuidar de los que sufren, enfermos, marginados, presos, exiliados, perseguidos”, añadió.

Lea más: Báez: "es hora de renovar nuestra fe en el poder de la oración" sufrimos por presos y exiliados

El religioso exhortó a los nicaragüenses creyentes en Dios a mantener la fe puesta en el creador y volverse para ser una mejor persona.

“Dios nos ha hablado fuerte y claro, siempre hay un mañana de esperanza, cuando nos postramos delante de Dios, manteniendo la mirada fija siempre en su rostro que resplandece y buscamos hacer su voluntad. Es el esfuerzo diario al que todos estamos convidados”, exhortó el purpurado.

Parar violencia

El obispo de Matagalpa condenó a quienes dejándose manipular cometen barbaridades contra sus mismos hermanos, aún sabiendo que son inocentes, se atreven a condenarlos con el fin de agradar a sus patrones.

“Nicaragua se transfigurará, no es desconocido que nuestro país ha venido cargando destrucción, violencia y luto por muchos tiempos, se han impuesto los que a través de la fuerza han oprimido a los más débiles”, expresó.

“No es solo una historia reciente, ha sido una espiral de violencia, están aquellos que habidos de poder y riquezas no les ha importado explotar o pisotear la dignidad de sus semejantes. Están los chantajistas que tienen sometidas a sus víctimas, sabrá Dios por qué causa, están los que en todos los niveles, en todas las esferas se niegan a servir si no es que se consigue algún usufructo, alguna ganancia, o algún pago extra”, reprochó el religioso, quien se ha ganado el cariño de los nicaragüenses cuando en el año 2018 estuvo al frente de la defensa de los Derechos Humanos de las personas que eran reprimidas por el régimen de Daniel Ortega y Rosario Murillo.

Lea también: Cardenal Brenes agradeció el servicio a veces "silencioso" del Nuncio Apostólico a favor de Nicaragua

“También están los que esperan el momento oportuno para realizar su venganza, albergando cada vez más odio en sus corazones. Están los que no se comprometen con la vida y pensando que pueden tomar la vida de los otros, sin consecuencia, abortan, asesinan con sus armas o a través de la eutanasia”, finalizó monseñor Álvarez.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ