Nicaragua aumenta su riesgo en el radar de huracanes 2022

Universidad de Colorado pronostica crecimiento de probabilidad de tormentas y de huracán en Honduras, Nicaragua y Guatemala debido a prevalencia de La Niña en el Pacífico y aguas muy cálidas en el Caribe.
Doctor Philip Klotzbach, quien lideró el estudio por el D...

Existe un 53% de probabilidad de que las costas del Caribe de Nicaragua sean impactadas por una tormenta tropical este año y hasta un 26% de un huracán. Así lo anunció la Universidad Estatal de Colorado de Estados Unidos (CSU, por sus siglas en inglés), en el “Pronóstico de huracanes estacionales de la cuenca del Atlántico para 2022”.

El Departamento de Ciencias Atmosféricas de la CSU, liderado por el reconocido científico atmosférico Philip Klotzbach, pronosticó que en el Atlántico esperan una temporada “por encima de la actividad normal”, por cambios en la temperatura de las aguas superficiales del océano en los últimos cálculos aplicados.

De forma general y en el Atlántico, CSU pronostica que este año asomarán 19 tormentas tropicales con su nombre respectivo, de las cuales nueve pueden convertirse en huracán y cuatro de estos alcanzarían potencial de fuerza mayor (categoría entre 3 y 5 en la escala de clasificación Saffir Simpson).

Tormenta o huracán mayor

Nicaragua figura en el informe de 36 páginas con una “probabilidad promedio” de 36% de que sea impactada por una tormenta tropical, debido a los datos que muestran los fenómenos y el territorio nicaragüense entre los años 1880 y 2020. No obstante, tomando en cuenta ese factor, el comportamiento atmosférico en los últimos dos años (2020-2022) y el escenario actual, esta misma probabilidad aumentó hasta 53% en su última medición reflejada en el estudio.

La misma situación exponen con la posibilidad de que sea un huracán el que impacte las costas del Caribe nicaragüense, cuya “probabilidad promedio” es de 16% pero aumentó hasta 26% en esta última medición. También ascendió de 8% hasta 12% la probabilidad de que sea un huracán de fuerza mayor.

En el estudio publicado el jueves pasado se expone la cantidad de fenómenos atmosféricos que han afectado el territorio de Nicaragua entre 1880 y 2020, un rango que de forma estadística les sirve para determinar la “probabilidad promedio”.

Explican que 62 tormentas tropicales con su nombre respectivo han afectado nuestro país en este período, igual que 25 huracanes menores y 11 huracanes mayores.

“Este pronóstico se basa en una predicción estadística de rango extendido de principios de abril que se desarrolló usando, aproximadamente, 40 años de datos previos”, señalan los especialistas en el documento.

Advertencia para Honduras

La proximidad geográfica de Nicaragua con Honduras parece incidir en esta escalada de probabilidades, ya que el territorio catracho aparece en el estudio con los más altos índices de incidencia de estos fenómenos en Centroamérica para la temporada de huracanes 2022.

La probabilidad promedio de que una tormenta tropical impacte Honduras este año aumentó de 64% hasta 83%, mientras la posibilidad de que sea un huracán creció de 28% a 43%. Un huracán de mayor fuerza también es posible y esa medición de la CSU incrementó de 11% en el historial catracho hasta 18% en la actualidad.

“Se utilizaron instrumentos predictores análogos. También incluimos modelos estadísticos/dinámicos basados en 25 a 40 años de datos anteriores del Centro Europeo de Pronósticos Meteorológicos a Medio Plazo, Oficina Meteorológica del Reino Unido y la Agencia Meteorológica de Japón como tres herramientas de orientación de pronóstico adicionales”, reza el informe de la CSU en su metodología de estudio.

Guatemala en escalada

El territorio guatemalteco también figura en el estudio de la CSU, aumentando de 38% a 56% la posibilidad de que una tormenta tropical los impacte y de 15% hasta 24% la probabilidad de que sea un huracán. Este fenómeno podría ser de mayor potencial destructivo y esa posibilidad escaló de 3% a 5% en los resultados.

La Universidad de Colorado destaca que toda esta situación la genera la prevalencia debilitada del fenómeno de La Niña en el Pacífico Tropical, la posible ausencia de El Niño en el Atlántico durante la temporada de huracanes y un crecimiento en el índice de calentamiento de las aguas superficiales del Mar Caribe y gran parte del Atlántico subtropical, “por encima de los rangos normales”, agrega.

Pronósticos coinciden

El informe de la CSU goza de prestigio entre los meteorólogos independientes de la región y es considerado en los informes de pronósticos oficiales de gran parte de los países que tienen costas en el Caribe. Este año sus datos coinciden con el informe de la compañía de servicios comerciales meteorológicos AccuWeather, que el pasado 30 de marzo anunció su pronóstico para el Atlántico y consideró la formación de entre 16 a 20 tormentas tropicales, de las cuales seis u ocho podrían convertirse en huracán.

De igual manera, coincide con el pronóstico de la temporada de huracanes en el Atlántico de Tropical Storm Risk (TSR, por sus siglas en inglés), que el pasado 6 de abril anuncio la posibilidad de 18 tormentas tropicales este año, 8 huracanes y 4 de ellos de mayor potencial.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ