Noticias NicaraguaNacionalesObispo de Tilarán Costa Rica recibe a Misioneras de la Caridad "yo no veo en ellas culpa alguna"

Obispo de Tilarán Costa Rica recibe a Misioneras de la Caridad "yo no veo en ellas culpa alguna"

El obispo dijo que secó las lágrimas de las religiosas, quienes muestran dolor tras la expulsión
obispo salazar mora besa manos misioneras caridad
Las Misioneras de la Caridad a su llegada a Costa Rica.
Captura de pantalla

Monseñor Manuel Eugenio Salazar Mora, obispo de la Diócesis de Tilarán-Liberia, Costa Rica, lamentó la expulsión de las Misioneras de la Caridad, de la congregación Madre Teresa de Calcuta, que la mañana del miércoles fueron expulsadas a Costa Rica por la dictadura de Daniel Ortega y Rosario Murillo, la pareja que usurpa la presidencia de Nicaragua.

El obispo costarricense dijo que las religiosas, son "esposas de Jesucristo" y que por medio de la vida consagrada "sólo pretenden servir a los pobres y hacer muchas cosas que muchos otros no hacen", dijo el religioso mediante un Facebook Live emitido esta noche.

Lea: Expulsan a Misioneras de la Caridad de la Orden Madre Teresa de Calcuta de Nicaragua

"Yo no veo en ellas culpa alguna", continuó el religioso en su mensaje de bienvenida a las Misioneras de la Caridad.

Agentes de la sancionada Policía tomaron los edificios de los albergues, comedores y guarderías que eran administradas por las religiosas.

El prelado explicó que fue informado esta madrugada a través de una llamada telefónica desde Nicaragua que las religiosas serían expulsadas, por lo que creó una comisión de sacerdotes para ir a esperarlas a la frontera de Peñas Blancas.

"Desconozco las razones por las que el gobierno nicaragüense las ha expulsado, ellas mismas no tenían claro qué día iban a poder salir de Nicaragua", explicó el religioso, quien detalló que las misioneras han guardado silencio para ofrecerlo a Dios como parte del martirio que les ha tocado vivir.

"Ellas guardan silencio por ser religiosas,  por su espiritualidad de desaparecer, de no figurar, de no crear polémica. Ellas guardan silencio por su dolor", detalló monseñor Salazar.

Una vez que recibió a las Misioneras de la Caridad, el obispo costarricense dijo que pudo percibir el temor de las religiosas, quienes temían por su integridad física.

"He visto pasar momentos difíciles, de zozobras, de angustias, ellas estaban temerosas de su integridad física, sabiendo que entre ellas hay religiosas de diferentes nacionalidades y algunas son adultas mayores", detalló el obispo.

"Ellas estaban con mucha preocupación hasta que llegaron a territorio costarricense, si por ellas hubiera sido se quedan en Nicaragua, aman a Nicaragua, aman al pueblo nicaragüense, especialmente a los más pobres y necesitados", expresó el religioso, quien además dijo que ha podido secar las lágrimas de las monjas.

Iglesia es perseguida

Antes de finalizar su mensaje, monseñor Salazar Mora, exhortó a la feligresía costarricense a orar por Nicaragua, principalmente por sus hermanos sacerdotes, quienes son perseguidos por el régimen Ortega-Murillo.

"La iglesia de Jesucristo es la iglesia perseguida, sino no es de Jesucristo no es perseguida", explicó.

El purpurado también pidió a los fieles, orar para que en Nicaragua para que "a través del diálogo se llegue a la solución de los problemas nicaragüenses, respetándose... sin violencia, sin agresión, con respeto y tolerancia", finalizó monseñor Manuel Salazar.

Lea más: Misioneras de la Caridad llegan a Costa Rica tras expulsión de Nicaragua "estamos dolidas"

Las Misioneras de la Caridad, fue creada el 16 de agosto de 1988 durante la primera dictadura sandinista (1979-1990) tras una visita a Nicaragua de la madre Teresa de Calcuta. Las religiosas mantenían una guardería, un hogar para niñas víctimas de abusos o abandonadas y un asilo de ancianos, que comenzaron a cerrar desde el pasado 15 de junio tras la cancelación de su personería jurídica.

Ayúdanos a romper la censura,
necesitamos tu apoyo para seguir informando

DONA AQUÍ